S. PIO I (140-155) Nació en Aquileya, en el Friuli. El suyo fue un pontificado largo, si se considera la época. Algunos historiadores le atribuyen la decisión y la elección de la fecha de la Pascua, que debía ser el primer domingo después  del plenilunio de marzo. Otros estudiosos la atribuyen a su sucesor S. Aniceto.

 

Se opuso a la herejía del gnóstico Marción. Inspirándose al pensamiento de S. Justino expresado en el "Diálogo con Trifón", Pío estableció normas para la acogida de los judíos convertidos a la fe cristiana.

 

Se le atribuye un rigor particular contra el laxismo de las costumbres, especialmente por parte de los eclesiásticos.

 

En su pontificado S. Justino murió decapitado. Según la tradición también Pío murió mártir y fue enterrado cerca de la tumba de S. Pedro.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *