Santoral 25 de noviembre | Santa Catalina Labouré

Santa Catalina Labouré (1806-1876)

Aldeana francesa sin instrucción, Catalina ingresó como religiosa con las Hijas de la Caridad a los veinticuatro años.  Durante su noviciado en París, en la calle de Bac, la Virgen María le encargó que extendiera la devoción a la “Medalla Milagrosa”. Catalina fue enviada al hospicio de Enghien, donde durante el resto de su vida, se entregó al cuidado de los ancianos.  Salvo sus confesores, no reveló jamás que la Virgen se le había aparecido; fue después de su muerte  cuando se supo que ella era la vidente de, la ahora famosa, calle de Bac.

*  Practica hoy la discreción y la humildad, guardando silencio sobre algo que consideras elogioso para ti.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *