Dios mío, me duele

Aprendamos a compartir con Dios todos nuestros sufrimientos.

Dije: “Dios, me duele”.

Y Dios dijo: “Lo sé”.

 

Dije: “Dios, he llorado tanto”.

Y Dios dijo: “Para eso es que te di lágrimas”.

 

Dije: “Dios, estoy tan deprimido”.

Y Dios dijo: “Por eso es que te di el brillo del sol”.

 

Dije: “Dios, la vida es dura”.

Y Dios dijo: “Por eso es que te di a seres queridos”.

 

Dije: “Dios, mi ser más querido murió”.

Y Dios dijo: “El mío también”.

 

Dije: “Dios, es una pérdida tan grande”.

Y Dios dijo: “Vi al mío clavado en una cruz.”

 

Dije: “Dios, pero tu ser más querido vive”.

Y Dios dijo: “El tuyo también”.

 

Dije: “Dios, duele”.

Y Dios dijo: “Lo sé… pero estoy contigo”.

 

 

————–

Fuente:

• Pastoral Juvenil Monterrey.

http://www.pastoraljuvenilmty.org.mx/reflexion03.htm

0 pensamientos sobre “Dios mío, me duele

  1. gracias Dios mio por amarme, por crearme, por estar siempre a mi lado, por regalarme un dia nuevo para que lo use de la mejor manera posible, con sorpresas, alegrías , tristezas, victorias y conquistas pero sobre todo nos regalas el tiempo para que lo aprovechemos sacando los frutos para presentarselos cuando nos llame a su lado.Gracias Señor por tu amor e infinita misericordia. Leda

  2. me gusto mucho esta reflexion hay tantas cosas de las cuales ns qjamos tanto y no nos damos qenta de q Dios jamas t abandona y sana las eridas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *