La ausencia del Padre

Laausenciadelpadre.encuentra.com.intLa figura paterna es indispensable en la vida de los hijos pues crea en ellos estabilidad, forja la voluntad y da sentido de pertenencia como seres amados. Hoy dia la asuencia del padre ha creado en los hijos debilitamiento en sus voluntades llevando a muchos a vivir en la soledad y creciendo con un sentimiento de desamor que muchos terminan llenos de complejos, miedos y dificultad para lograr un vínculo sano en las relaciones interpersonales.

Quienes tuvimos un «papá» que nos amó y dedicó su vida en todo sentido de la palabra, trabajando incansablemente para que fuéramos mujeres y hombres de bien, que fueron muchos los sacrificios, desvelos, inquietudes, para apoyarnos en las distintas dimensiones que el ser humano vive: físico, espiritual, moral y emocional, sabemos que esa figura paterna ha sido indispensable en nuestro desarrollo integral como personas. Que ese «papá» no sólo es proveedor materialmente sino que es el que educa, aconseja, ama y es ejemplo a seguir para que sus hijos puedan también ser ejemplo para sus hijos.

No faltará quien comente, manifieste y deje salir el dolor por la ausencia del padre o dándole ese título a un abuelo, tío, inclusive un hermano que estuvo haciendo las veces de «papá» por la ausencia paterna ya sea por muerte o abandono. Más de una esposa abandonada sacará a relucir el dolor que ha vivido durante muchos años por estar haciendo el esfuerzo de llenar el vacío que deja el padre que abandona el hogar y que le toca salir a trabajar y suplir al papá ausente educando, aconsejando, jugando, cuidando a los hijos que sufren el vacío paternal.

Como esposa que ha vivido el abandono, sé el dolor que se vive como esposa, mujer y madre de esos pequeños, que duele en lo más profundo del alma sentirse sola en esta ardua tarea de querer ser mamá y papá a la vez, pero también sé que no es posible llenar el vacío en el interior de los hijos por la ausencia del «papá». Por más que nos esforcemos, por más que queramos, nunca será posible que ese corazoncito de hijo abandonado alivie el dolor por no haber compartido los momentos cotidianos y los especiales como cumpleaños, grados, nacimiento de sus propios hijos y etc. También sé que el amor todo lo puede y es posible amar aun habiendo vivido el abandono, el desamor y la indiferencia.

Ojalá los padres en esa situación recapaciten para que regresen a sus hogares respondiéndole a Dios, a sus esposas e hijos pudiendo dar cuentas de esos que fueron encomendados a su cuidado y protección. Sé que los papás en esas condiciones tienen un corazón que llora y sangra de dolor por haber abandonado su hogar. Dios les mueva el corazón al arrepentimiento y tengan valor para recoger sus pasos y sus esposas e hijos les ofrezcan la esperanza de amor, perdón y reconciliación, viviendo también el gozo de regresar a Dios Padre quien los espera para abrazarlos, restaurarlos y transformarlos dándoles un corazón nuevo. Que sus familias estén dispuestas a abrazarlo, perdonarlo y recibirlo como si nunca si hubiera ido.

Invito a todas esas esposas que hemos sufrido el dolor por la ausencia del esposo y padre ir a los pies de Jesús sanemos las heridas causadas por el abandono, que nos liberemos de rencores y resentimientos y pidamos un corazón nuevo manso y humilde abierto a la reconciliación con el esposo y también esos hijos recuperen a su «papá». Tratemos de no alimentar en nuestros hijos rencores hacia ese «papá» que quizás por una debilidad, una voluntad frágil se dejó arrastrar por los engaños del mundo, la carne y el demonio y busquemos que reine entre todos el amor, el perdón y la paz.

Oración:

Padre amado hoy pido por aquellos «papás» que se encuentran ausentes de la vida de sus hijos, que se han perdido de todos esos hermosos momentos que se viven al verlos crecer, te pido que los abraces y les des consuelo en sus corazones que sé y tengo certeza que hay dolor y no hay felicidad por una mala decisión y han vivido guardando en silencio durante tantos años haberse perdido de momentos tan importantes en la vida de sus hijos que con amor trajeron al mundo. Te pido Padre amado que acercándose ese día en el cual se les homenajea los acerques a sus hijos y juntos se abracen en amor, dejando atrás todo lo que les impide amarse como Tu nos amas. Tómalos de Tu mano y por intercesión de mamita María guíalos por el camino de la verdad para que reciban la gracia de un arrepentimiento sincero y acepten de Ti esa oportunidad de reparar por el dolor causado a sus familias y logren el abrazo del perdón.

Por: Luce Bustillo – Schott | Fuente: Catholic.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *