La parábola de la oveja perdida

¿Quién de vosotros, si tiene cien ovejas y pierde una, no deja las noventa y nueve en el campo y va en busca de la que se perdió hasta encontrarla?

"Se le acercaban todos los publicanos y pecadores para oírle. Pero los fariseos y los escribas murmuraban diciendo: Este recibe a los pecadores y come con ellos. Entonces les propuso esta parábola: ¿Quién de vosotros, si tiene cien ovejas y pierde una, no deja las noventa y nueve en el campo y va en busca de la que se perdió hasta encontrarla? Y, cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso, y, al llegar a casa, convoca a los amigos y vecinos y les dice: Alegraos conmigo, porque he encontrado la oveja que se me perdió. Os digo que, del mismo modo, habrá en el Cielo mayor alegría por un pecador que hace penitencia que por noventa y nueve justos que no la necesitan"(Lc)

La alegría que le producen los noventa y nueve justos -la mayoría- no parece suficiente al buen pastor, que piensa en el que está perdido, y –después de dejar seguros a los fieles- busca al extraviado. Nadie es indiferente al Señor; cada uno vale mucho a sus ojos; le duele la situación del perdido; sufre y quiere salvarle y se alegra con todos cuando lo ha recuperado. El perdón tiene el rostro de la alegría por los que vuelven al redil seguro y reconfortante.

Reproducido con permiso del Autor,

Enrique Cases, Tres años con Jesús, Ediciones internacionales universitarias

pedidos a [email protected]

22 pensamientos sobre “La parábola de la oveja perdida

  1. en verdad los felicito por la pagina tan completa y buena me ha servido mucho para aprender y como una guia para mis clases de religion GRACIAS

  2. Agradezco las parabolas enviadasd me seran de mucha meditacion espero seguir contando con ella Dios los bendiga a todos

  3. ke bueno k en iternet allan sitos como este le agradesco a dios por cada dia nuevo k los da lleno de cosas buenas y derrepente algunos prblemas grasias dios x darnos vida y salud

  4. Es la mejor ayudad que he podido encontrar sobre las parábolas de la Biblia y me sirve para las reuniones que tengo con mi grupo de oración los días jueves

  5. Esta parabola me encanta porque nos demuestra que Dios nos ama tal y como somos y que no debemos juzgar a nadie por su origen si por su condicion fisical y mucho menos por su mentalidad.

  6. Tenemos que creer en Dios porque el es el unico que nos puede ayudar y salvarnos del mal que nos acecha dia a dia tenemos que tener mucha fe y sobre todo ser fiel a Dios y nunca fallarle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *