Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

New Age en el Magisterio de la Iglesia


15 junio 2008
Sección: Sin categoría

Instrucción Pastoral del Arzobispo de Miami sobre la Nueva Era

Instrucción Pastoral sobre la Nueva Era

El Arzobispo de Miami preocupado por el gran avance de este nuevo movimiento y constatando el daño sutil que produce en los fieles, hace un profundo y conciso estudio a cerca de las características, filosofías y prácticas de la Nueva Era.

Índice:

• Introducción general

1.- El carácter indefinido y la complejidad del Movimiento de la Nueva Era

2.- Apéndice

Capítulo 1: El carácter indefinido y la complejidad del Movimiento de la Nueva Era

"Estamos siendo testigos", dijo nuestro Santo Padre recientemente, "de una furiosa búsqueda de sentido a nuestras vidas; la necesidad de una vida interior y el deseo de aprender nuevas fórmulas y métodos de meditación y oración… En las sociedades secularizadas, la dimensión espiritual de la vida se busca a menudo como un antídoto a la deshumanización". (Redemptoris Missio, 38)

Esta búsqueda desesperada de sentido en nuestro mundo de hoy a la que el Santo Padre se refiere toma muchas formas. Una de éstas es el "Movimiento de la Nueva Era". Nombres de destacadas personalidades de Norteamérica están asociadas con este Movimiento de la Nueva Era. (Shirley McLaine, Nancy Reagan, Bob Dylan, Tom Cruise, John Brodie, sólo por nombrar a algunos – "A cruise in Outer Space", por Jan Golab, California Magazine, junio 1991, pág. 42-). Muchas librerías en toda la nación muestran extensamente obras y escritos de esta "Nueva Era". Un nuevo parque de 480 acres valorizado en un billón de dólares se proyecta en Orlando, Florida, para 1993 (Maharishi Mehesh Yogi). El Movimiento de la Nueva Era penetra todos los sectores de la sociedad, no sólo en lo espiritual y devocional sino también en lo público y político.

El Movimiento de la nueva Era abraza muchos de los ideales de la Iglesia, como es la paz, el humanitarismo, el respeto por la dignidad de la persona, la meditación y el interés por la ecología. Pero también abraza muchos otros elementos que son totalmente incompatibles con el cristianismo y con nuestra fe Católica.

El Movimiento de la Nueva Era, como se conoce hoy día, tuvo su comienzo en California en la década de los 60 con la difusión de filosofías orientales, particularmente el Budismo que fue tan popular entre los americanos de clase media desilusionados en ese entonces con la guerra de Vietnam. Este movimiento, como lo conocemos hoy día, tiene sus raíces en un sin fin de prácticas y disciplinas religiosas, filosóficas y teosóficas (como por ejemplo, la gran preocupación por el ocultismo, como se puede palpar por el temor a la brujería y al renacimiento de la astrología, la quiromancia y las sanaciones mágicas entre los colonizadores de este país, así como las creencias sincretistas entre los esclavos de Louisiana y otros estados del Sur). Otras preocupaciones con el ocultismo de los siglos dieciocho, diecinueve y el presente, proveen el marco histórico para el movimiento de la Nueva Era que trata de buscar iluminación y verdad. Entre estos están los iluministas con su reacción al renacimiento del siglo dieciocho, la inducción hipnótica de Mesmer (que tiene que ver con lo inconsciente o subconsciente), el espiritismo (la creencia de que los espíritus de los muertos se comunican con los vivientes a través de un medio), la teosofía, los estudios sobre PSI (PES), cierta obsesión con extraterrestres, y la convergencia armónica (la creencia de que el mundo anuncia una nueva era de armonía en el mundo).

El Movimiento de la Nueva Era se puede describir como una subcultura al parecer religiosa que se ha difundido, pero de ninguna forma se ha definido. Este movimiento tiene como meta que sus integrantes descubran la luz en su interior y todas las manifestaciones de lo divino dentro y alrededor de ellos por medio de una variedad de ejercicios y técnicas que involucran la mente. En sí, el Movimiento de la Nueva Era no concibe a un Dios personal. Dios está dentro de cada uno. Los integrantes de esta Nueva Era se refieren a esto como la "energía-dios" o "puro-sentido" o "puro-conocimiento".

El Movimiento de la Nueva Era recalca que las polaridades tradicionales entre lo masculino y lo femenino se deben superar. Las prácticas de esta "Nueva Era" incluyen la brujería, la astrología, volver a nacer (por medio de hipnosis volver al momento en que uno nació), canalización (evocando las voces de los espíritus a través de un medio humano). Estas y otra prácticas son íntegras del Movimiento de la Nueva Era que también cree en la reencarnación.

Esta "Nueva Era" pide un cambio radical en la forma en la cual uno mira a la vida. Debate y exige acerca de nuestras propuestas científicas occidentales y nuestra forma de ver al mundo y propone un camino de intuición oriental casi mágico. La base del pensamiento de esta "Nueva Era" es la realización del potencial humano con el fin de anunciar o provocar la "Era de Acuario". A esta realización se llega por medio de la meditación, "la psicología callejera", participación en EST, etc. La filosofía básica en que podemos ser lo que queramos ser, pues todos somos dios. Nuestra personalidades y nuestra formas de ser son determinadas desde el momento de nuestro nacimiento y la posición de las estrellas y planetas. La moralidad es relativa. El pecado se iguala a la ignorancia y el conocimiento con el panteísmo.

El carácter indefinido y la complejidad del Movimiento de la Nueva Era se reflejan en el gran número de conceptos, temas e intereses con los que se asocia. Ellos presentan el sabor o la sustancia del "movimiento" y las dificultades que propone para una evaluación teológica.

Se tiene que reconocer que hay aspectos positivos en este Movimiento de la Nueva Era. Refleja un compromiso con lo sagrado y lo espiritual, un nuevo descubrimiento de lo trascendente que es una reacción al racionalismo científico y al secularismo de hoy día. Busca la verdad como la solución a todo misterio. Refleja una búsqueda hoy día de una experiencia viva espiritual. Reconoce el valor de expresar la espiritualidad por medio de signos y símbolos, como hacen los Sacramentos. Nutre la autoestima como ingrediente necesario para la búsqueda de la verdad. Está comprometido con la paz, la felicidad humana, la buena voluntad y la benevolencia. Tiene un optimismo desenfrenado. Hay cierto culto por el cual sus integrantes se unen en una comunión con la divinidad.

Sin embargo, como ya se ha dicho, muchos de los elementos del Movimiento de la Nueva Era son completamente incompatibles con la cristiandad. Hay una omisión total de un Dios personal. Hay una omisión de la revelación de Dios en Cristo Jesús y una ignorancia total del misterio del amor de Dios, de la Encarnación, de Dios que viene al mundo como hombre en la persona de Jesús. Hay una negligencia total sobre el concepto y la realidad de la redención por medio de Jesucristo, del Espíritu Santo, de la Iglesia establecida por Jesucristo, del juicio final, del cielo y del infierno.

En la "Nueva Era" falta la habilidad para la autocrítica, hay una tendencia a pensar que todo sentimiento y pensamiento es relativo. Se le da rienda suelta a la astrología, a interpretar la personalidad y la forma de ser como predestinadas por la posición de las estrellas desde el momento del nacimiento. Hay una gran insistencia en la reencarnación. Hay una especie de espiritismo en el cual se piensa que las almas de los muertos se comunican con los vivientes por un medio, mientras que migran por el tiempo y el espacio.

Al tomar en cuenta que el Movimiento de la Nueva Era y su búsqueda da un sentido a la vida del más allá, ajeno a las actitudes no creyentes tan prevalecientes en nuestros días, podemos reflexionar que actualmente la Iglesia Católica ofrece muchas de las respuestas que buscan tan asiduamente los integrantes de la "Nueva Era". Esto es aparente especialmente en la Iglesia del Concilio Vaticano II y su respuesta a las necesidades de hoy día. Así como el Movimiento de la Nueva Era reacciona contra el racionalismo científico, también lo hace la Iglesia. La Iglesia reconoce que la ciencia y la razón, como únicos recursos para el conocimiento, aniquilan la fe y la oración. Las tradiciones y prácticas de la Iglesia durante los siglos (por ejemplo, los ayunos, los cantos, los peregrinajes, los íconos, el incienso, etc.), así como sus enseñanzas, han reflejado su rechazo al racionalismo.

El culto católico integra la materia y el espíritu en la vida de oración de la Iglesia. Incluye expresiones corporales así como la elevación de nuestras mentes y corazones al Señor. Signos, símbolos y rituales son parte íntegra de la proclamación, la experiencia y el desarrollo de la fe en la Iglesia Católica. Por veinte siglos los católicos han vivido por el poder de los signos y los símbolos, especialmente por los Sacramentos y sacramentales.

La Iglesia tiene una tradición muy rica de grandes místicos y espiritualidades místicas, que no son adecuadamente apreciadas en nuestros tiempos, para responder a la afanosa búsqueda de una dimensión espiritual en la vida (San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, etc.).

Proclamando y viviendo el Evangelio de Jesucristo, el Dios Hombre, eminentemente de este mundo por Su Encarnación, y eminentemente trascendente por Su Divinidad (por sus Sacramentos y sacramentales, sus oraciones y devociones, con estabilidad y autenticidad), la Iglesia da respuesta a los grandes esfuerzos humanos para reconciliar lo terrestre con el ansia de lo divino. El magisterio de la Iglesia garantiza la autenticidad de las experiencias espirituales. Apartada de la guía de la Iglesia, esta sed espiritual puede ser manipulada y confundida.

La evangelización de la Iglesia, como el Movimiento de la Nueva Era, se dirige a todos los sectores de la sociedad: lo espiritual y lo social, lo público y político. Considera engañosa cualquier cosa que niegue la realidad del pecado y la necesidad de la gracia por la redención en Cristo.

Está creciendo un interés por el desarrollo espiritual entre muchos de nuestros queridos fieles católicos. La difusión del Movimiento de la Nueva Era es una indicación de que muchos buscan la dimensión espiritual de la vida en nuestros tiempos.

Esto es un reto y una oportunidad para los seguidores del Señor. Es especialmente pertinente este año cuando celebramos el Quinto Centenario de la llegada del Evangelio a este hemisferio. Esta debe ser una época para volvernos a comprometer a proclamar y predicar la Palabra de vida con un fervor renovado en el poder del Espíritu Santo. Este es un reto para nuestro clero, los religiosos y los laicos para poder dar testimonio de la espiritualidad de su fe.

Este es un reto para las comunidades parroquiales para promover programas de renovación espiritual y así poderse convertir en centros de oración aún más ricos, para rendir culto más ardientemente en sus liturgias sacramentales y otras formas de devoción.

Esta es una época para ofrecer y promover los retiros, los días de reflexión. Esta es un época especial para poder encontrar a Dios y al potencial humano en estos centros de retiro tan atesorados en nuestra tradición. Esta es la época para promover los movimientos de oración, los Cursillos, el Movimiento Carismático y otros donde muchos experimentan y se nutren de vida espiritual. Esta también es una época para fomentar y desarrollar muchas formas de oración incluyendo la meditación, la contemplación, la oración centrada y otras devociones privadas especialmente al Santísimo Sacramento, al Sagrado Corazón, a la Santísima Madre del cielo y a los santos como modelos de la vida espiritual.

Es una época para reflexionar sobre nuestras práctica pastorales, para preguntarnos si la recepción y la comprensión de las gracias de los Sacramentos se están fomentando adecuadamente, si la administración de los Sacramentos están respondiendo a las necesidades de nuestro pueblo. Tenemos que reflexionar sobre la calidad del Rito de Iniciación de los Cristianos Adultos y de otras comunidades como éstas en cada parroquia. ¿Son en realidad centros de bienvenida a esos que vuelven a la Iglesia en Búsqueda de sentido a su vida?

Tenemos que reflexionar sobre la calidad de la oración familiar; si nuestra familias en realidad son "pequeñas iglesias" donde la dimensión espiritual de la vida se aprende y se experimenta.

Ya es hora de que anímenos y demos más libertad a los carismas que tienen las mujeres en el desarrollo de la vida espiritual en la Iglesia.

En verdad nuestros tiempos añoran una nueva era. Nuestro Santo Padre ve una nueva era. "Veo el amanecer de una nueva era misionera, que se convertiría en un día resplandeciente que trae una cosecha abundante, si todos los cristianos dan respuesta con generosidad y santidad a los llamados y a los retos de nuestros tiempos" (Redemptoris Missio, 92). Para poder realizar esta nueva era tenemos que volvernos a la energía oculta del Evangelio, para así poder dar respuesta a la llamada del Santo Padre a una nueva evangelización, un nuevo vivir y compartir de nuestra fe, un nuevo fervor en métodos y en expresiones. Como nos recordó el Papa Pablo VI, esta nueva era no vendrá de los fieles que manifiesten fatiga, desencanto, que se acomoden a lo moderno o que tengan falta de interés o de esperanza y entusiasmo. La verdadera nueva era vendrá de quienes experimentan la delicia y el gozo de evangelizar, ese entusiasmo interior que nada ni nadie puede apagar. Nuestro mundo debe recibir la Buena Nueva de ministros del Evangelio que brillen con fervor, porque han recibido el gozo de Cristo y están dispuestos a darse completamente para que el Reino de Dios se proclame y la Iglesia sea establecida en medio del mundo.

Para poder realizar esa nueva era, debemos estar comprometidos con y en Nuestro Señor Jesucristo por la intercesión de su Santa Madre la Virgen María, nuestra Estrella Matutina.

Capítulo 2: Apéndice

Para poder dar alguna indicación del ambiguo carácter y complejidad de esta subcultura de la "Nueva Era", trataremos de exponer una lista de conceptos, temas e intereses asociados con, o apropiados por el Movimiento de la Nueva Era por el cual se hace tan difícil una evaluación teológica. Esta lista aunque no es concluyente, nos da una idea de la dificultad que existe en poder caracterizar este movimiento. Esta lista se ha formado de diferentes catálogos, folletos y libros asociados con la "Nueva Era".

Sanación ausente, acupresión, acupuntura, aikido, alquimia, estados alterados de conciencia, medicinas alternativas, derechos de animales, medicina antroposófica, antroposofía, energía cinética aplicada, terapia aromática, terapia de arte, proyecciones de cuerpos astrales, astroarqueología, consejería astrológica, astrología, Atlantis, talleres de autogénesis (yoga, escritores como Johannes Schultz, Wolfgang Luthe, Elmer Green), escrituras automáticas (Frederick Bligh Bond), autosugestión (Emile Coue), medicina "Ayurvedica" (Dr. Andrew Starway).

Remedios Bach (ejercicio de los ojos que restauran el equilibrio psicológico; Dr. Edward Bach; homeopatía; el Centro Bach, Walligford, Oxford); la fe Bahai, Método Bates (Aldous Huxley. Dr. William Bates +1931), homeopatía bioquímica (Dr. William Schuessier +1898), agricultura biodinámica (Rudolf Steiner, grupo Findhorn), psicología biodinámica (Gerda Boysen, Wilhelm Reich; terapia bioenergética), bioenergías (Wilhelm Reich, Alexander Cowen; la "tercera fuerza" o energía orgánica); información biológica (estados de conocimiento alterado; Alyce y Elmer Green, C. Maxwell Cade), biorritmos (Wilhelm Fleiss, Herman Swoboda, Alfred Tatschler, Gay Gaer Luce), terapias que usan el cuerpo como la llave para la salud psicológica: Wilheim Reich, técnicas Rolf y técnicas Feldenkreis. Tai chi y hatha yoga (cuando se usan no como ejercicios sino como preparaciones para meditación, etc.).

Chacras, quiromancia, claraudiencia (Alice Bayle), clarividencia (método Silva y diagnosis clarividente), ecología clínica (George Lewith y Julia Kenyon, Marshall Mandell y Doris Rapp); cristales y terapia de cristales, aplicación de ventosas (técnica de mover la sangre a la superficie de la piel practicada por los egipcios, los griegos y los chinos).

Dianética (la cura de enfermedades psicosomáticas por medio de la purgación de los temores; la cientología de Ron Hubbard), irrigación (usando varas para buscar agua o energías ocultas; la Sociedad inglesa de irrigadores fundada en 1933; Abbre Mermet 1920 y radiestesia; Thomas Lethbridge, Buy Underwood. Thomas Gravs, Bruce MacManaway), el proyecto del Dragín 1977 (irrigadores científicos e investigadores técnicos de energía psíquica en lugares prehistóricos; para más información ver el libro de Don Robins, Circles of Silence 1985).

Los misterios terrestres (geomancia, arqueología astral, folklore, fenómenos extraños naturales, los efectos de la energía en organismos y ecosistemas, la irrigación, astronomías antiguas, fenómenos paranormales, los "espirituales del mundo" o Gaia), Eckankar (que significa "colaborador con Dios". La ciencia de la migración del alma, elevando la mente a planos de conocimientos mayores; véase a Paul Twitchell, Anytia; Twitchell es la última reencarnación de los maestros Eck que tenían como meta la autorrealización y la realización divina), la economía de ELLA vs. EL (la ecología humana sana contra la hiperexpansión; véase a "Sane Alternatives" por James Robertson; Marylin Ferguson Acquarian Conspiracy, 1982), grupos de encuentro (véase los grupos Esalen, Kurt Lewin, y el libro de William Schutz "Elements of Encounter", 1982, y Carl Rogers), sistemas de energía (ódicos o "la tercera fuerza", la psicocinética, telepatía, fenómeno PSI). EST (Werner Erchard).

Gaia (Dr. James Lovelock, "Gaia, a new look at life on earth" 1982). Los estados ganzfeld (estados de conocimiento en sueño que son de interés especial para la PES y PSI; véase también a Carl Sargent de Cambridge), geomancia (Nigel Pennick 1981), terapia Gerson (el Dr. Max Gerson +1959; dieta basada en el tratamiento del cáncer); terapia Gestalt (Fritz Perls, Wilhem Rich), grafología (análisis de escritura como diagnóstico).

Hatha yoga, conocimiento de la hierbas, sanidad herbal, homeopatía, hidroterapia (pozos y manantiales santos), hipnosis. I Ching, terapia de ionización (iones negativos y purificadores físicos y psíquicos), iriología (diagnosis por medio del iris del ojo: Ignatz von Peczely, Nils Liljequist, Bernard Jensen). Fotografía Kirlian (Semyon y Valentina Kirlian, Fotografía de alto voltaje o electro que se piensa que es capaz de fotografiar el "aura" de cualquier organismo; Thelma Moss, H.S. Dakin), kundalini.

Macrobióticos, los medios (espiritismo; Douglas Dundras Home +1886), terapia de megavitaminas (Linus Pauling), terapia metamórfica (de la reflexiología), terapia de música, naturopatía (la Asociación Británica de Naturopatía y Osteopatía: Andrew Taylor Still). Psiquiatría ortomolecular (Linus Pauling, terapia de vitaminas), osteopatía (Andrew Taylor Still), experiencia "fueradecuerpo" (viajes astrales, teosofía; Sylvan Muldoon, Robert Monroe: "Psychis Research: A Guide to its History, Principles, and Practices", Acquarian Press, 198,.1).

Quiromancia (Conde Luis Hamon; The Language of the Hand, Beryl Hutchinson, Your Life in your hands 1967: Lyall Watson Supernature, 1974), parapsicología (J.B.Rhine UK, Max Dessoir BRD; Robert Morris UL), terapia de vidas pasadas (Morris Netherton: Institute for Past Life Awareness USA UK; Arthur Guirdham, Dr. Lisa Sand and Inga Hooper UK); neumatocracia (sustituir las cosas espirituales por las materiales; John Quanier, ed. New Humanity journal), terapia de polaridades (técnicas orientales y occidentales para liberar las energías atrapadas en el cuerpo; Dr. Randolf Stone -Austria- +1983), premonición (grupos de personas que sueñan con desastres naturales que van a ocurrir), psicología transpersonal y humanística, piramidología (usando pirámides de cristal para enfocar la energía psíquica).

Volver a nacer, reflexología (el arte de masaje en los pies de los fetos en el vientre de sus madres como terapia para el trauma intrauterino), rolfing (el cambiar de postura por medio de un profundo realineamiento de los músculos), los Rosacruces. La reencarnación es un volver a nacer del alma o del ser en una serie de encarnaciones físicas o preternaturales que usualmente se hacen evidente en humanos o animales, pero en algunos casos divinos, angélicos, demoníacos, vegetales o astrológicos. Es en la India de antaño y en Grecia que esta doctrina se desarrolla más elaboradamente, y se conecta intrínsicamente con las enseñanzas de los hindúes, budistas, jainistas y sikistas. Es por medio de las escrituras de las Sociedades Teosóficas que estas enseñanzas de la reencarnación han recibido gran difusión en el occidente y son muy aceptadas dentro del Movimiento de la Nueva Era.

Samadhi, Shiatsu, Toques terapéuticos, sales de membranas (terapias ortomoleculares involucrando la introducción de sales exóticas que las membranas del cuerpo pierden en el proceso de envejecer), análisis transaccionales, psicología transpersonal y meditación trascendental. Veganismo (Sociedad Vegan 1944), vegetarianismo (Erich von Daniken Gold of the Gods 1975), yoga, yin/yang, las cartas Zener (para experimentar PES).

Miami, EE.UU., noviembre de 1991

http://www.clerus.org

Comentarios
2 Comentarios en “New Age en el Magisterio de la Iglesia”
  1. stephanie Soriano Dijo:

    Es impresionante saber que todo eso es de esa , corriente anticristiana,y es importante saberlo para no hacerlo, para ser verdaderamente coherentes, ruega por nosotros Virgen María :) Madre Hermosa

  2. Aulio Padrón Schiaffino Dijo:

    Al Señor Arzobispo de Miami:
    Para considerar herejes, desorientados o malos cristianos a tanta gente útil y capaz de la humanidad quien lo hace debería saber bastante de lo que habla habiendo experimentado una parte substancial de lo mucho que critica. La vida no le alcanzaría para ello a un Obispo Católico bien intencionado si no alcanza primero sabiduría divina. Se entiende que intelecto es menos que sabiduría. Gran sabiduría tuvo el Divino Maestro Jesús, como los sabios del Lejano Oriente, cuando dijo: No juzgues…”con la vara con que midas serás juzgado”. Gran verdad dijo Santa Teresa de Lisieux : “somos lo que somos”….”somos espíritu”. Podría usted decirme ¿qué es un espíritu?. Suerte amigo. Atentamente: Aulio Padrón, Médico pediatra venezolano, 76 años. Caracas.




css.php