Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

¿Para qué sirven los santos?


9 abril 2012
Sección: La santidad

Los santos nos sirven como modelos a imitar en la vivencia de virtudes, son puntos de referencia

¿Es importante rezar a los santos? ¿Debemos venerarlos? ¿Por qué son santos?

Todos fuimos creados por Dios para ser santos.

Dios quiere que todos se salven (1Tm 2,4), pero para salvarse es necesario renunciar al pecado y seguir a Cristo con fe.


Veneración de los santos

Los primeros santos venerados fueron los discípulos de Jesús y los mártires (los que murieron por Cristo). Más tarde también se incluyó a los confesores (se les llama así porque con su vida “confesaron” su fe), las vírgenes y otros cristianos que demostraron amor y fidelidad a Cristo y a su Iglesia y vivieron con virtud heroica.

Con el tiempo creció el número de los reconocidos como santos y se dieron abusos y exageraciones, por lo que la Iglesia instituyó un proceso para estudiar cuidadosamente la santidad. Este proceso, que culmina con la “canonización”, es guiado por el Espíritu Santo según la promesa de Jesucristo a la Iglesia de guiarla siempre (Cf. Jn 14:26, Mt 16:18). Podemos estar seguros que quien es canonizado es verdaderamente santo.

La Iglesia no puede contar la cantidad de santos en el cielo ya son innumerables y por eso celebra la Fiesta de todos los Santos. Solo se consideran para canonización unos pocos que han vivido la santidad en grado heroico. La canonización es para el bien de nosotros en la tierra y en nada beneficia a los santos que ya gozan de la visión beatífica (ven a Dios cara a cara). Los santos en el cielo son nuestros hermanos mayores que nos ayudan con su ejemplo e intercesión hasta llegar a reunirnos con ellos.

La devoción a los santos es una expresión de la doctrina de la Comunión de los Santos que enseña que la muerte no rompe los lazos que unen a los cristianos en Cristo. Los Protestantes rechazaron la devoción a los santos por no comprender la doctrina de la comunión de los santos. El Concilio de Trento (1545-63) reafirmó la doctrina católica.

Los santos interceden por nosotros. En virtud de que están en Cristo y gozan de sus bienes espirituales, los santos pueden interceder por nosotros. La intercesión nunca reemplaza la oración directa a Dios, quien puede conceder nuestros ruegos sin la mediación de los santos. Pero, como Padre, se complace en que sus hijos se ayuden y así participen de su amor. Dios ha querido constituirnos una gran familia, cada miembro haciendo el bien a su prójimo. Los bienes proceden de Dios pero los santos los comparten.

Los santos son modelos. Debemos imitar la virtud heroica de los santos. Ellos nos enseñan a interpretar el Evangelio evitando así acomodarlo a nuestra mediocridad y a las desviaciones de la cultura. Por ejemplo, al ver cómo los santos aman la Eucaristía, a la Virgen y a los pobres, podemos entender hasta donde puede llegar el amor en un corazón que se abre a la gracia. Al venerar a los santos damos gloria a Dios de quien proceden todas las gracias.

Sin duda hay quienes se desvían de una sana devoción y hasta existen personajes que son venerados popularmente al margen de la Iglesia y no son sino falsos santos. Estos errores no justifican que se descuide la auténtica devoción sino mas bien resalta la importancia de la catequesis.

 

Santos patronos

Un santo puede ser declarado patrono de un país, diócesis o institución religiosa. También hay santos patronos de diferentes gremios y causas. Además, todos podemos elegir un santo patrono de nuestra devoción como modelo e intercesor.

La santidad consiste en la participación más íntima en la vida de Dios. Todos estamos llamados a la santidad: “vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial”, (Mt 5,48). Algunos cristianos han reflejado con mayor heroísmo y coherencia cómo se puede vivir en perfecta sintonía con el Dios de la vida. No son superfluos los santos, pues nos ayudan a ver en la práctica cómo es posible dejarse poseer por el Espíritu Santo y vivir según las Bienaventuranzas.

Los santos, además de interceder por nosotros y concedernos favores, nos sirven como modelos a imitar en la vivencia de virtudes, como ejemplos de padres de familia, de misioneros, de católicos comprometidos, etc. Ellos no nos sobran, pero tampoco suplen a Dios. Son personas que han entregado su vida y que Dios nos los pone como puntos de referencia.

Comentarios
7 Comentarios en “¿Para qué sirven los santos?”
  1. carlos de la cruz Dijo:

    me gusto mucho el desarrollo del tema de los santos pero tengo en si mas curiosidad por saber con exactitud, que tipos de reverencia se las deberia dar a las "imagenes" de los santos, especialmente los q se conservan en las iglesias(fisicamente hablando:templos, capillas etc.)o estampillas, asi mismo, como sugerencia pienso que se deberia "educar" profundamente a las personas, feles devotos etc. para que sepan como expresar nuestros sentimientos hacia los "santos" sin llegar a posturas que mas parecen "adoracion"; tambien si no fuera mucho pedir, lo mismo si alguien tiene alguna informacion acerca de la interscecion de los santos para con nosotros biblicamente fundamentado e interpretado por la santa iglesia. muchas gracias por la ayuda que me puedan brindar, tratare de recurrir a mi parroquia para conocer y tambien difundir de manera "correcta" nuestra fe. que Dios nos bendiga!!

  2. Rolando Dijo:

    Las referencias biblicas de la interseción encontre en 1Timoteo 2:5 y de los santos y virgenes encontre en Deuteronomio 4:15-16 Exodo 20.4-5 y Apocalipsis 9:20 y llegue a una conclusión como dice en el Salmos 135..LEANLO Y SAQUE SUS CONCLUSIONES,ESTÁ BIEN CLARO

  3. Luis Vilchez Dijo:

    Hola!
    Reciban un afectuoso y cristiano saludo.
    Leí el artículo sobre los Santos y también los comentarios de Carlos de la Cruz y de Rolando, me luce que el primero está algo confundido y el segundo no es católico, y si lo son, no siguen las enseñanzas de nuestra Iglesia o estan oyendo otras enseñanzas. Los remito al Apocalipsis: 5,8; 8,3-4; 11,1; 13,10; 14, 10 y 12; 16,6
    Ap. 16, 6; 18, 20 y 19,8.
    Afectos,

  4. Luis Vilchez Dijo:

    Hola!
    De nuevo Luis Vilchez.
    No soy un erudicto bíblico, simplemente me auxilié de la biblia Clerus que
    recientemente la baje y es gratis.
    Afectos,

  5. Freddy Espinoza Dijo:

    hola luis, disculpa como puedo bajar la biblia que dices????

  6. Luis Alfonso Murillo S. Dijo:

    Muy buen articulo, los felicito y para confirmar biblicamente la intercesión de los santos, en el evangelio de san juan cap 2,3 leemos como la Virgen María intercese en las bodas de Caná ante la ausencia del vino

  7. fueguitosRo Dijo:

    El unico intercesor entre Dios y los hombres es Cristo, ni los apostoles de cristo permitian q nadie se arrodillara ante ellos permitian ninguna reverencia ni veneracion ni adoracion alguna. Toda la gloria y honra era y sigue siendo para Cristo Jesus, NADIE VA AL PADRE SINO ES POR EL HIJO y es el unico abogado q tenemos para con el padre, los demas fueron servidores como lo somos los q hemos creido en jesus como nuestro salvador, pero no es cierto q interceden por el mundo son tan comunes como cualquier santo que pertenezca al pueblo de Dios. Bendiciones!




css.php