Santoral 9 de octubre | San Dionisio, San Juan Leonardi, San Luis Beltrán, Santos Inocencio, Jaime Hilario…

San Dionisio, obispo y compañeros mártires

Dionisio, primer obispo de París, sufrió el martirio hacia mediados del siglo III. Su cuerpo fue inhumado al norte de la ciudad. Hacia 495, Santa Genoveva mandó construir una basílica sobre su tumba. Se le asocian dos compañeros en el martirio, Eleuterio y Rústico.

San Juan Leonardi, presbítero (1541-1609)

Siendo sacerdote en Toscana, fundó en su ciudad una comunidad de clérigos para catequizar a jóvenes y adultos, llamada «Los Clérigos de la Madre de Dios». Se vio obligado a establecerse en Roma, donde, con Juan Bautista Vives, echó los cimientos del Seminario para la Propagación de la Fe. Por su caridad, murió víctima de la peste.

San Luis Beltrán (1526-1581)

Era de Valencia, hijo de un notario.  Se hizo fraile dominico a pesar de que tenía muy mala salud.  Sus dotes debían ser tan espléndidas que a los veintitrés años era ya maestro de novicios. 

Se dirigió después con un grupo de 30 frailes a América y allí- en Colombia, Panamá y las Antillas- se dedicó a los indígenas con tal celo que consiguió multitud de conversiones.  Se dice que obraba numerosos milagros- los indios le entendían aunque no hablara en su lengua- y se hizo de muchos enemigos, porque se enfrentaba a la rapacidad de los encomenderos.

Volvió a Valencia después de varios años, y fue prior de un monasterio donde lo consultaban Santa Teresa y San Juan de Ribera.  Su lema era “Menospreciarme a mí y menospreciar a nadie más”. 

Fue nombrado patrono de Colombia y a él se le pueden aplicar las palabras del papa Juan Pablo II pronunciadas en Zaragoza en 1984.

“Como pastor de la Iglesia universal, deseo agradecer profundamente la generosidad ininterrumpida con la que, desde hace casi cinco siglos, tantas familias han entregado hijos e hijas, para que llevaran la luz de Cristo a los pueblos del Nuevo Mundo. ¡Gracias, pues, en nombre de la Iglesia!  ¡Gracias a aquellas familias españolas que en los cuarenta primeros años de descubrirse el Nuevo Mundo enviaron allí cerca de 3,000 religiosos y unos 400 clérigos!  ¡Gracias porque, en estos cinco siglos, más de 200,000 misioneros españoles han marchado a servir a la Iglesia en Hispanoamérica!

Santos Inocencio de la Inmaculada (Manuel Canoura), Jaime Hilario, Cirilo Beltrán y nueve compañeros mártires (+1934-1937)

Inocencio, sacerdote pasionista, Jaime, Cirilo y nueve compañeros lasallistas de Asturias, España, que murieron fusilados por su fidelidad a su vocación, en la Guerra Civil Española.

Fueron canonizados el 22 de noviembre de 1999.

Beatos Diego Ventaja, Manuel Medina y 7 compañeros mártires (+1936)

Diego, obispo de Almería; Manuel, obispo de Guadix y siete Hermanos de las Escuelas Cristianas fueron fusilados en Almería, España en 1936, durante la Guerra Civil Española.  Fueron beatificados el 10 de octubre de 1933.

* Catequista es cualquier católico que enseña lo que sabe de su fe a quien sabe menos.  Piensa hoy como puedes serlo tú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *