Microreflexiones 5

Microreflexione5.encuentra.com.intNunca, con tan pocas palabras, se había dicho tanto…

* No soy Católico para resolver mi vida, sino para aumentar Su Gloria.

* Cuánto me esperas, y cuanto te eludo. ¡Perdóname Señor!

* Sin ti no concibo la existencia. Has tocado mi vida irreversiblemente. Aún si en mi egoísmo miserable te abandonase, ya nada sería igual. Pero, a pesar de tantas y tantas faltas, te quiero Jesús mío, y te pido que me permitas serte fiel.

* “¿Acaso no te gusta estar junto a mí?” –Te dice hoy el Señor.

* Qué fácil renunciar a lo grande, a lo externo. Qué heroico renunciar a lo pequeño y a lo mío.

* Señor, tal vez no tengo mucho qué ofrecerte ¿Qué te puedo dar? ¡Ah! ¡Ya sé!: Mi libertad.

* ¿Decidiste entregarle tu vida a Cristo? Entonces no vuelvas la cara atrás…

* Pregúntate siempre, en cada minuto, en cada lugar ¿Esta actitud mía me está acercando a Dios?

* La templanza es un termómetro de la vida interior.

* Pregúntate hoy “¿Que es lo que a Jesús más le gusta que haga?”

* Jesús quiere que le visites.

* La negación a uno mismo debe ser in extremis.

* Paz, siempre paz. En el avance o el retroceso. Paz. Y si tu solo no puedes, pídele a Jesucristo un poco de Su paz.

* Si queremos ofrecerle a Dios nuestro trabajo, hay que hacerlo bien. No podemos ofrecer rosas marchitas.

* Santa Teresita del niño Jesús dijo escribió que “Aunque todos falten a la regla, no es esta razón para justificarnos. Cada cual debe portarse como si la perfección de la orden dependiese de su conducta personal.” Pensemos “Tengo deberes como católico. Debo portarme como si la perfección de la Iglesia dependiese de mi conducta personal.”

* Calor o frío ¿Que importan, Señor? si cuando estas conmigo eres la brisa fresca en mi cara y la suave manta de mis noches frías?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *