Reflexiones para la Vigilia Pascual

Breves referencias para entender el simbolismo de la Vigilia Pascual que se celebra esta noche

La vida, una marcha por el desierto

"Di a los israelitas que se pongan en marcha…" (Ex 14,15)

En la tercera lectura de la Vigilia pascual se proclama uno de los acontecimientos más prodigiosos de aquella epopeya de la liberación de Israel de la esclavitud de Egipto. La Iglesia lo recuerda, lo revive por así decir en la noche en que celebra la resurrección de Cristo, el triunfo de la luz sobre las tinieblas.

También en la noche del desierto brillaba la nube y daba calor a quienes, fiados de Dios, habían emprendido una ruta difícil y en extremo peligrosa.

Destaca la simbología del agua que, en este pasaje, se abre en ancho camino para que pasen los hebreos, mientras que se acumula tumultuosa sobre los enemigos del pueblo elegido. Era el inicio de la marcha por el desierto, la prueba de que Dios les protegería en aquella larga caminata… Todo aquello les sucedía a ellos para que nosotros aprendiéramos, para que comprendiéramos que en nuestro camino siempre estará a nuestro lado el Señor.

Sepultados con Cristo

"Por el bautismo fuimos sepultados con él…" (Rm 6,4)

Los ritos sacramentales van modificándose con el paso del tiempo. Es lógico que las nuevas circunstancias, o la diversidad de costumbres, influyan en la realización de las ceremonias. Pero ello no puede hacernos olvidar el sentido teológico y salvífico de los ritos primitivos, más expresivos en muchos casos, como ocurre con el Bautismo.

En efecto, en un primer tiempo, e incluso así se hace hoy en algunos casos, el Bautismo se administraba por inmersión, es decir, se zambullía al neófito en el agua, hasta cubrirlo del todo. De esa forma se aludía a la muerte del hombre viejo, ahogado en el agua, que surgía luego limpio y transformado en un hombre nuevo. Moría con Cristo para resucitar luego con El.

El silencio por miedo

"Y no dijeron nada a nadie, del miedo que tenían" (Mc 16,8)

Los relatos postpascuales están llenos de detalles que avalan su historicidad, al mismo tiempo que describen con sencillez y colorido las reacciones de los discípulos, incluidas la mujeres que tan importante papel tienen en las apariciones. En este pasaje vemos como están temerosas y se callan lo que acababan de ver.

Pero aquel silencio no duraría mucho. Poco a poco la luz se impone, avanza sobre la tiniebla. El rito del fuego, seguido de la progresiva eclosión de la luz, nos hace comprender esa victoria de la vida sobre la muerte. El silencio también se quiebra y las campanas, mudas desde el Jueves Santo, resuenan en la noche pascual venciendo el miedo, empujándonos a proclamar que Cristo ha resucitado.

5 pensamientos sobre “Reflexiones para la Vigilia Pascual

  1. …y las campanas…resuenan en la noche pascual venciendo el miedo…cristo HA RESUCITADO".HOY COMPARTIRÉ CON CRISTO CON AMOROSO RESPETO, Y EL RESTO DE MI VIDA.

  2. …y las campanas…resuenan en la noche pascual venciendo el miedo…cristo HA RESUCITADO".HOY COMPARTIRÉ CON CRISTO CON AMOROSO RESPETO, Y EL RESTO DE MI VIDA.

  3. …y las campanas…resuenan en la noche pascual venciendo el miedo…cristo HA RESUCITADO".HOY COMPARTIRÉ CON CRISTO CON AMOROSO RESPETO, Y EL RESTO DE MI VIDA.

  4. A la Iglesia a la que voy los bautizos se realizan asi. y todos mis hijos han sido bautizados por inmersion total,.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *