Santoral 14 de agosto | San Maximiliano María Kolbe, Santa Atanasia, Beato Everardo, Beata Isabel Renzi

San Maximiliano María Kolbe, presbítero y mártir (1894-1941) 

Nació en 1894 en Zduska-Wola, en la Polonia central.  Desde pequeño sintió una gran devoción por la Virgen.  Vistió el hábito franciscano en Lwow. Estudió en Cracovia y en Roma, siendo en esta última ciudad donde fue ordenado sacerdote.  Vuelto a Polonia unió una gran actividad a una profunda vida interior.  Encendido en el amor a la Madre de Dios, fundó la asociación piadosa de la «Milicia de Ma. Inmaculada» que propagó con entusiasmo. Misionero en el Japón, se esforzó por extender la fe cristiana bajo el auspicio y patrocinio de la misma Virgen Inmaculada. 

El P. Kolbe estaba ya maduro para los planes de Dios… su libertad apostólica molestaba a los nazis que ocupaban Polonia desde 1939.  Es detenido y recorre varios campos de Mathausen, Auschwitz, pasando éste último por ser el más terrible de los «lager» nazis, llamándosele el «Campo de la Muerte» y, según el Papa Juan Pablo II, «el gran Gólgota del mundo contemporáneo».  Es ahí donde el P. Kolbe ofrece su vida en holocausto de caridad por la libertad de Francisco Gajowniczek, padre de familia.  Muere el 14 de agosto de 1941.  

Fue beatificado por el Papa Paulo VI, en 1971.  Hubo en la beatificación un testigo de excepción: el ex-sargento Francisco Gajownizek, por quien el nuevo Beato había realizado el acto supremo de ofrecer su vida.  El P. Kolbe fue canonizado por el Papa Juan Pablo II, el 10 de octubre de l982.

Santa Atanasia o Anastasia (siglo IX)

Nació y murió en la isla de Egina, Grecia.  Ella aspiraba a la vida religiosa, pero fue obligada a casarse dos veces. La primera vez con un hombre rico y bastante joven.  Formaron un matrimonio feliz hasta que murió su marido defendiendo el puerto de Egina del que pretendía apoderarse los musulmanes procedentes de España.

Las leyes de la isla forzaban a las viudas jóvenes a contraer un nuevo matrimonio, ya que ésta se había despoblado tras la guerra.  Su nuevo esposo, más rico aún que el primero, era un hombre bueno y misericordioso con los pobres, igual que ella. Se dedicaban juntos a la oración y a socorrer a los indigentes.  Cuando llegaron a la vejez, se separaron para preparar su muerte cada uno por su cuenta.  Anastasia se quedó en su palacio que transformó en convento y dirigió una comunidad de religiosas todavía bastantes años antes de morir.  Su marido dejó la isla y entró en un monasterio donde murió meses más tarde.

Beato Everardo (+985)

Everardo fundó el famoso monasterio de Einsiedeln, Suiza.  Hasta entonces sólo había ermitaños que vivían en ese lugar.

Beata Isabel Renzi  (+1859)

Religiosa fundadora del Instituto de las Maestras Pías de la Virgen Dolorosa en Rímini, Italia.  Fue beatificada el 18 de junio de 1989 por Juan Pablo II.

* Propónte hoy llevar a cabo una acción generosa por encima de lo que acostumbras, y que además la hagas en secreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *