Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Bibliografía de Eusebio Francisco Kino


6 agosto 2008
Sección: Causas de canonización

De Wikipedia, la enciclopedia libre

 Padre Misionero Eusebio Francisco KinoEusebio Francisco Kino o Eusebio Francesco Chini, (n. Segno, Italia, 10 de agosto de 1645– † Magdalena de Kino, Sonora, México, 15 de marzo de 1711), también llamado Padre Kino, fue un misionero jesuita italiano. Fue también explorador, cartógrafo, geógrafo y astrónomo. Se distinguió entre los índigenas de lo que hoy es el noroeste de México y el suroeste de los Estados Unidos por los métodos de evangelización. Estableció 20 misiones y/o visitas, y se le conoció por su capacidad para entablar relaciones entre los indígenas y las instituciones religiosas que representaba.

Sus orígenes 

La epopeya del Padre Kino comenzó en Segno Italia, una pequeña población de las montañas del Tirol italiano, no lejos de la histórica ciudad de Trento. Allí nació el 10 de Agosto de 1645 en una típica habitación de piedra y madera.

Fue allí en su tierra natal en donde durante su adolescencia se empezó a forjar ese recio temperamento que un día habría de explorar las montañas, los ríos y los desiertos de un país situado en un continente muy distante de su pueblo.

Sus estudios 

El joven Eusebio Francisco debió haber mostrado dotes de inteligencia excepcional, pues sus padres lo enviaron al colegio de los jesuitas en Trento, donde fue iniciado en el conocimiento de las letras y las ciencias. Pronto marchó al colegio jesuita de Hall, cerca de Innsbruck Austria para seguir cultivando su interés por las ciencias y las matemáticas. A los veinte años de edad, Kino inició el largo camino de la típica formación de los miembros de la Compañía de Jesús.

Al concluir sus estudios teológicos, el Duque de Baviera, le invitó a desempeñar las cátedras de ciencias y matemáticas en la Universidad de Ingolstadt, sin embargo Kino había solicitado algunos años antes ser enviado a China al concluir sus estudios. Tocó en suerte que solo había dos misiones disponibles, una para Filipinas y la otra para México, para decidir quien iría a Oriente se efectuó un sorteo, al Padre Kino le tocó la papeleta con el nombre de México.

La partida que desespera  [editar]A mediados de junio de 1678 se embarcó en el puerto de Génova en compañía de dieciocho compañeros con rumbo a Cádiz España, con grandes esperanzas de alcanzar la flota de verano que salía para el Nuevo Mundo. Una navegación equivocada a través de la niebla y las rápidas corrientes del Estrecho de Gibraltar condujeron a la embarcación cerca de Ceuta; ese error les hizo perder un tiempo precioso: al acercarse a la bahía de Cádiz el 13 de julio, la flota imperial española zarpaba ya rumbo a la Nueva España.

El Padre Kino y sus compañeros tuvieron que esperar dos años para poder obtener un nuevo pasaje, sin embargo el tiempo lo aprovecharon en el aprendizaje del idioma español y en hacer otros preparativos.

Por fin, los misioneros jesuitas pudieron obtener lugar en el Nazareno en el que embarcaron en julio de 1680; la flota levó anclas rumbo a México, pero esta vez el buque encalló en el banco de arena del "gran diamante", a la salida de la bahía de Cádiz. La embarcación pronto fue batida y destrozada por la furia del viento y de las olas. Completamente desanimado y sin equipaje, Kino esperó otros seis meses en Cádiz, hasta que le llegó la ocasión de cruzar la barrera del océano rumbo a su destino.

En el virreinato de la Nueva España

La península de Baja California constituyó el primer territorio misionero de Kino, ninguna expedición española a la inasequible península había tenido éxito hasta entonces; aunque la colonización se había intentado varias veces desde los días memorables de Hernán Cortés.

Desembarcó en 1683 la expedición al mando del Almirante Isidro de Atondo y Antillón en La Paz, y como era de prever la península resultó hostil a los colonizadores y tuvieron que retornar a Sinaloa de donde habían partido hacia la península. El Padre Kino se encontraba profundamente disgustado por la decepcionante conducta de los soldados hacia los nativos y por la decisión de los colonos de abandonar la La Paz, decisión motivada por el miedo a los nativos y la escasez de provisiones.

De regreso en Baja California 

En el otoño del mismo año (1683) regresó la expedición a la península, esta vez se dirigieron a San Bruno en donde fundaron la primera misión, cerca de la actual Loreto. Desde esta nueva estación misionera la expedición se abrió paso poco a poco a través de la rocosa sierra de la Giganta, a los cuatro meses de iniciada la exploración el Padre Kino alcanzó finalmente las costas del Mar del Sur (Océano Pacífico), esta vez se logró la amistad de los nativos y sus lenguajes fueron objeto de estudio, se administró el bautizmo a los pequeños y a los moribundos. Tras el esfuerzo de un año parecía haberse logrado el establecimiento de una misión permanente en la Baja California.

Pero en San Bruno el sol evaporó el agua y secó las cosechas, el gran sueño se secó también y el Almirante Isidro de Atondo y Antillón en 1685 sometió a votación el abandono de aquella empresa californiana financiada por la Corona española. El Padre Kino se opuso pero en vano, se dieron órdenes de salvar cuanto pudiera regresar en los barcos, embarcaron y los tibios vientos alejaron las embarcaciones de las inhóspitas tierras de la península y el sueño de Kino de convertir a los nativos y crear un rosario de misiones en la península de Baja California llegó a su fin. Otros misioneros serían quienes con la cruz en la mano colonizarían la península.

Por el interés que tenía el Padre Kino en la evangelización de la California se logró que el virrey Conde de Paredes ordenara en 1686 la integración de una junta que se ocupara de estudiar y proponer la forma más apropiada de conseguir el dominio permanente de aquella tierra que solo de nombre pertenecía a España. Esta junta estaba integrada por el Almirante Isidro de Atondo y Antillón, por el propio Padre Kino y por el fiscal de la Real Audiencia, se acordó solicitar a la Compañía de Jesús se hiciera cargo del proyecto ofreciéndole la suma de treinta mil pesos anuales, sin embargo la Compañíañ de Jesús rechazó la invitación de manejar bienes temporales aún cuando se mostró dispuesta a cooperar en lo espiritual, enviando los sacerdotes que fueran necesarios. Ante la negativa de su Orden de encabezar el proyecto de evangelizar y colonizar la California, el Padre Kino emprendería el viaje rumbo a la Pimería Alta, donde inició sus trabajos apostólicos.

Jamás regresó el Padre Kino a la Baja California aún cuando por tercera vez iba a formar parte de una expedición evangelizadora hacía esas tierras, expedición que iba a ser encabezada por el mismo Kino y el Padre Juan María de Salvatierra, casi al zarpar en otoño de 1697, una rebelión de los indios nativos en el norte de Sonora impidió a Kino acompañarlos, prefirió permanecer allí para ayudar en la pacificación. La expedición marchó para desembarcar en la costa californiana del Mar de Cortés, allí fundaron la Misión de Nuestra Señora de Loreto en la población conocida hoy como Loreto (Baja California Sur), la Misión fundada por el Padre Juan María de Salvatierra sería llamada "Cabeza y Madre de todas las Misiones de la Alta y Baja California", y desde allí se iniciaría en firme la colonización de la Baja y Alta California.

Padre de la Pimería Alta 

El Padre Kino era por ese entonces un misionero sin misión, entonces sugirió a su jefe provincial que le enviase a trabajar entre las tribus seris y guaymas de Sonora, así al menos estaría cerca de la península de Baja California, el provincial estuvo de acuerdo y el Padre Kino cabalgó hacia la que sería la misión de su vida.

El padre Manuel González, visitador de las misiones del noroeste había oído hablar del misionero italiano, reconocía en él un talento privilegiado y pensó que había un lugar que convenía al espíritu de Kino, la Pimería Alta, es decir la parte norte de Sonora y sus inexplorados desiertos ubicados al noroeste de la Nueva España.

El Padre Kino llegó a Sonora en 1687 y hasta su muerte en 1711 cabalgó fundando misiones por todo el norte del estado mexicano de Sonora y sur del estado de Arizona Estados Unidos. Durante su epopeya cabalgó y atravesó el gran desierto de Sonora hasta topar con el Río Colorado en la confluencia con el Río Gila (Arizona), trató de encontrar una ruta terrestre para viajar hacia la península de Baja California y atender a los nativos de aquella zona sin lograrlo. Así mismo recorrió gran parte del hoy estado de Arizona evangelizando, explorando y tomando apuntes.

Su apostolado 

El Padre Kino construyó misiones en Sonora y Arizona, introdujo la ganadería y los métodos de cultivo modernos; exploró una región vastísima, comprobó que la Baja California es una península y no una isla como pensaban algunos en esa época, bautizó a millares de nativos (gentiles), desbarató intrigas, obtuvo privilegios para sus queridos indios, predicó el evangelio, fue un diplomático prudente, realizó observaciones astronómicas (había sido nombrado cosmógrafo real), aprendió las lenguas nativas, enseñó a leer y a escribir a miles de personas; amansó espíritus, tierras y caballos, y también supo hallar tiempo para escribir. En su libro Favores Celestiales narra las aventuras y desventuras de su vida desde 1687 hasta 1706, cinco años antes de su muerte.

En su prolífica vida de misionero el Padre Kino fundó:

La Misión de Nuestra Señora de los Dolores (1687) (Sonora México)

La Misión de Nuestra Señora de los Remedios (1699) (Sonora México)

La Misión de Nuestra Señora del Pilar y Santiago de Cocóspera. (Sonora México)

La Misión de San Ignacio de Cabórica. (Sonora México)

La Misión de San Pedro y San Pablo de Tubutama. (Sonora México)

La Misión de La Purísima Concepción de Nuestra Señora de Caborca. (Sonora México)

La Misión de San Diego del Pitiquí. Pitiquito (Sonora México)

La Misión de San Cayetano de Tumacácori (Arizona Estados Unidos)

Las Misiones del Alto Santa Cruz. Pequeñas misiones repartidas entre (Sonora México) y (Arizona Estados Unidos)

Las Visitas del Río Altar (Sonora México)

La Misión de San Xavier del Bac (Arizona Estados Unidos)

Y muchas pequeñas misiones llamadas Visitas fundadas a ambos lados de la frontera México-Estados Unidos.

Nace la leyenda 

 

Estatua de Eusebio Francisco Kino en el Capitolio de los Estados Unidos. El Padre Kino murió casi a la medianoche del 15 de marzo de 1711 en el pueblo de Santa María Magdalena, la actual Magdalena de Kino, Sonora, y allí fue sepultado. Durante casi 250 años, el lugar exacto de su sepulcro fue desconocido, durante muchos años del siglo pasado sus restos fueron infructuosamente buscados por antropólogos e historiadores mexicanos y estadounidenses.

El 19 de mayo de 1966, sus restos fueron encontrados bajo la plaza de armas de Magdalena de Kino, gracias a las investigaciones que mandara hacer el entonces Gobernador de Sonora, Luis Encinas, y el entonces Alcalde de Magdalena Sonora, Gerardo Nava García. Sus restos descansan hoyen el mismo lugar en que fue sepultado, bajo un Mausoleo que se le dedicó.

El estado de Sonora ha honrado su memoria de muchas maneras, nombró a la bahía en la cual un lejano día desembarcó el Padre Kino, como Bahía de Kino y a la población en donde falleció como Magdalena de Kino, en tanto el estado de Arizona en 1961 decidió honrar la memoria del Padre Kino pidiendo al Congreso de los Estados Unidos que aceptara la estatua de Kino como la segunda escultura representativa del estado de Arizona en el National Statuary Hall del Capitolio de Estados Unidos, lugar en el que cada estado de la Unión Americana puede colocar las estatuas dos de sus ciudadanos distinguidos (prominent citizens)

Bibliografía 

Aventuras y desventuras del Padre Kino en la Pimería Alta por la Asociación Nacional de Libreros, Secretaría de Educación Pública. México 1986.

Eusebio Kino, S.J., Padre de la Pimería Alta por Charles Polzer, S.J. Publicación de Southwestern Mission Research Center, Tucson. 1972.

El Romance del Padre Kino por Cruz Acuña Galvez, Editorial Jus 1970.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Eusebio_Francisco_Kino"

Comentarios
12 Comentarios en “Bibliografía de Eusebio Francisco Kino”
  1. xochiquetzal Dijo:

    Gracias, es una gran historia, me encantó la forma de la escritura, comprensible y franca, ademas de que la historia del Padre Kino es fantástica y bueno aunque hoy vivo muy lejos naci y creci en Sonora y tuve la oportunidad de ver en varias ocasiones el mausoleo del padre kinocuando de Hermosillo viajaba con mis padres a Nogales a ver a mi abuela.

  2. gilberto bejarano Dijo:

    es una biografia muy interesante,gracias a mi trabajo he tenido la oportunidad de recorrer la ruta de las misiones y en especial el monumento que se tiene en su honor en magadalena de quino.

  3. cesia keren portillo ramirez Dijo:

    esta muy bien esto para sacar ese tipo de informasion jaja

  4. Blanca Ortega Luquín Dijo:

    Gracias por participarnos de estos tesoros, la semana pasada me bañe en la bahia de Kino, somos de Torreón, Coah, una prima me preguntó, por que de Kino, gracias a DIOS ya habia visto la pelicula del padre Kino y se la conte,,,,quedó muy satisfecha con la explicación y dijo: este si era un misionero,,,,,gracias

  5. ARACELI ATONDO SANCHEZ Dijo:

    me gustaria saber mas sobre el almirante de Atondo y su historia donde puedo leer mas sobre el.

  6. karla Dijo:

    grasia x hacer la iglkesia

  7. Ma. Elena de Gil Dijo:

    Muy interesante la historia de èste religioso que realizò tantas misiones en lugares relativamente àridos, me encantò esta biografìa ya que mi abuela era fiel devota de San Francisco de Kino y realizaba varios viajes en donde su fin era peregrinar al dia de su santo..

  8. alejandra Dijo:

    muy buena la informacion hehehe?????????

  9. Anónimo Dijo:

    La verdad esta muy largo te esforzaste demasiado,felicidades!!! =)

  10. MINERBA FERRE ESTRELA Dijo:

    por favor enviame informacion del recorrido de padre Kino por bahia de kino

  11. Martha Dijo:

    Excelente informacion, yo soy originaria de Magdalena de Kino, y nunca me habia dado el tiempo de investigar datos sobre el Padre Kino…. Me fue de mucha utilidad para resolver una tarea de mi niño. Gracias

  12. Ernesto Grijalva Palomino Dijo:

    Nunca ha dejado de sorprenderme la tenacidad de éste hombre; ya que, nada logró apartarlo ó desviarlo de su propósito y se observa desde antes de partir como misionero desde Europa, que después de 3 intentos al fin se embarcó. Esto fué en la primera parte; después ya en méxico … las renuncias a varios intentos por evangelizar la Baja California por diferentes razones con los que nunca estuvo de acuerdo, hasta que consiguió hacerlo en la Alta Pimería (Sonora Mex. y sur de Arizona USA.
    Bien se dice que amansó “tierras, indios y caballos”. Lo que hizo el Padre Kino nos hace ver los alcances que podemos tener como seres humanos cuando nos decidimos a entreganos del todo a cambio de ver a nuestros semejantes en condiciones mejores de vida en lo espiritual, en el saber y en las nuevas metodologías prácticas de producción, rompiendo paradigmas, innovando buscando el progreso de las comunidades…. estos son ejemplos motivadores.
    Gracias por sus aportaciones.




Untitled Document
 

css.php