Tata Vasco de Quiroga declarado Venerable

El Papa Francisco declaró Venerable a Tata Vasco de Quiroga. Ayer, 21 de diciembre de 2020, el Papa recibió en audiencia al Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Marcello Semeraro, quien le dio a conocer los detalles de la causa de canonización iniciada en 1997 en Morelia que luego siguió en Roma a partir de 2015. El Papa autorizó la promulgación del Decreto que reconoce que Tata Vasco de Quiroga vivió heroicamente las virtudes teologales, cardinales y afines, es decir, que es un ejemplo de santidad. A partir de ahora recibe el título de Venerable, paso previo que podría llevarlo a ser declarado beato y luego canonizado.

“El Papa Francisco tiene un especial afecto por Tata Vasco, –señala el P. Pablo Arce Gargollo experto en la figura de Quiroga–, y tenemos buenas señales de ello. En su viaje a México, quiso expresamente ir a Morelia. En la Santa Misa que celebró el 16 de febrero de 2016, habló ampliamente de Tata Vasco, diciendo que fue un hombre que amó tanto este lugar y se hizo hijo de esta tierra que se puede decir que fue el “español que se hizo indio”. Recuerda el P. Pablo que el Papa Francisco, “con emoción agradeció al cardenal Suárez Inda, que haya querido que se celebrase esa eucaristía con el báculo y el cáliz que usaba. Terminada la Misa el mismo Papa, consiente de que ese báculo y el cáliz son reliquias de una vida santa, estuvo al pendiente de que se resguardaran hasta entregarlas en mano al arzobispo en su propia casa”.

Vasco de Quiroga nació en Madrigal de las Altas Torres, provincia de Ávila, España, alrededor de 1488, lugar donde nació también la reina Isabel la Católica. Fue Caballero de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, hoy conocida como orden de Malta. Estudió leyes en la Universidad de Salamanca, donde adquirió un profundo humanismo cristiano. Trabajó para la corte del rey Carlos I, en diferentes y delicadas encomiendas, entre otras, en Orán al norte de África.

Por su gran prestigio profesional el rey Carlos le ofreció un puesto de relevancia en su reino. Después de meditarlo pidió ir a la Nueva España, siendo nombrado Oidor de la Segunda Audiencia, máxima autoridad en la Nueva España. Llegó a México-Tenochtitlán el 9 de enero de 1531, exactamente once meses antes de la primera aparición de la Virgen de Guadalupe a San Juan Diego. Como integrante de la Real Segunda Audiencia de México, sobresalió en el buen trato que dio a los naturales, de modo que acudían en masa a verlo para recibir consejo y solución jurídica a sus problemas. “Quiroga –apunta el P. Arce–, sobresale por la fundación de peculiares pueblos-hospital, uno cerca de la ciudad de México y otro en la ribera del lago de Pátzcuaro, Santa Fe de la laguna, donde los naturales aprendieron a vivir como los primeros cristianos, ejerciendo la caridad en especial a los más necesitados. Siendo laico, en 1536 fue nombrado Primer Obispo de Michoacán. Desarrolló una intensa labor pastoral, impartió una amplia catequesis práctica y amable, fundó el Colegio de San Nicolás, a modo de seminario, para indígenas y españoles, adelantándose así, dieciséis años a la recomendación emanada del Concilio de Trento. De los egresados de este Colegio ordenó a más de doscientos sacerdotes. Los purépechas le llamaban Tata, es decir, papá o padre”. Hay que considerar, dice el P. Pablo Arce, “que ya en vida, muchos lo consideraron hombre santo; murió en olor de santidad el 14 de marzo de 1565 y su fama de santidad se mantiene desde entonces, hasta nuestros días, es decir, desde hace mas de 450 años”.

El P. Arce Gargollo, estudioso de la vida y acción de Tata Vasco, afirma que “Vasco de Quiroga pertenece a los fundadores del humanismo mexicano, a grado tal que me atrevo a decir que si el Papa Francisco dice que fue «el español que se hizo indígena», yo añadiría que «Tata Vasco es el primer mexicano», pues logró el peculiar mestizaje, esa mezcla única que une lo mejor de los valores, usos y costumbres de las diversas etnias indígenas con el humanismo cristiano del renacimiento español. Esa mezcla perfecta es lo mexicano, lo que no debe perderse, lo que hemos de fomentar”.

Tata Vasco, dice el P. Pablo, “es un hombre excepcional por innumerables motivos. Fue un acérrimo defensor de los derechos de cada persona exigiendo que, a todos, pero en especial a los indios, se les proporcionara un trato digno e igualitario. Supo aprovechar las estructuras políticas, sociales y culturales de los pueblos originarios, logrando transformar la vida de cada persona y, por tanto, de la sociedad. Sobresalió como diplomático, oidor, educador, legislador, urbanista y arquitecto. Fundó ciudades y los peculiares pueblos-hospital. Imbuido de un profundo humanismo, desarrolló una actividad incansable para hacer justicia con notable sabiduría. Fue pionero en el derecho en relación a los juicios orales, la epiqueya, la legislación agraria y laboral, la seguridad social, y un largo etcétera. Sobresale como promotor social y visionario emprendedor. Como primer Obispo de Michoacán, supo trasmitir el cristianismo no como una teoría sino como una experiencia de vida que logró transformar a muchos miles de personas, a sus descendientes y a un buen número de diversos colectivos sociales, con frutos que, aún hoy en día, se alcanzan a percibir”.

Juan Diego Network y encuentra.com anunciaron hoy el lanzamiento de un reportaje sobre su vida que lleva por título: «Tata Vasco, el español que se hizo indígena».

Este innovador programa en audio puede ser consumido vía podcast o en la radio. La audiencia podrá adentrarse de una forma única a la vida de este hombre de Dios a través de personajes históricos de su época y de las diferentes personas que han sido parte de su causa de canonización. La atractiva narrativa irá guiando a la audiencia a lo largo de la primera temporada.

«Tata Vasco, el español que se hizo indígena» está disponible en Spotify, Apple Podcasts, Amazon Music, Pandora, iHeart Radio y todas las plataformas digitales y en algunas estaciones de radio. Pronto será el lanzamiento de la versión en video.


PODCAST


Oración

Oh Dios, que gracias al amor entrañable de Don Vasco de Quiroga,
primer Obispo de Michoacán, encendiste en estas tierras la luz de la
verdadera fe, dígnate otorgar la beatificación de tu Siervo Tata Vasco.

Te suplicamos que por su intercesión nuestra fe sea más profunda,
nuestra vida cristiana más abundante, nuestra devoción a la Santísima
Virgen María más ardiente, y la paz y el orden social sea restablecido 
conforme a las normas de la justicia y de la caridad cristianas.

Concédeme por la intercesión el favor que te pido…
(pídase). Así sea Padre nuestro, Avemaría, Gloría.

CON LICENCIA ECLÉSIASTICA
+ ALBERTO SUÁREZ INDA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *