Santoral 26 de septiembre | Santos Cosme y Damián, San Nilo, San Isaac Jogues, San Sebastián Nam, Santa Teresa Couderc, Santas Lucía Kim, Catalina Ni y Magdalena Tjyo, Beato Gaspar Stanggassinger

Santos Cosme y Damián, mártires

Una tradición muy antigua atestigua la existencia de su sepulcro en Ciro (Siria), donde se erigió asimismo una Basílica en su honor.  Desde allí su culto pasó a Roma, y más tarde se propagó por toda la Iglesia.  La devoción popular adornó el destino de estos hermanos gemelos con especial cariño y veneración, afirmando que su patria había sido Arabia, donde aprendieron el arte de la medicina, que ejercieron tan felizmente, que lograban liberar a los hombres y hasta a los animales de muchas enfermedades.  No aceptaban dinero por sus servicios, pues lo que habían recibido de Dios también debía pertenecer a Dios y a sus creaturas.  Desde tiempos remotos, los médicos y los boticarios los eligieron como patronos de su profesión.  Parte de sus restos se conservan en la Iglesia de San Miguel, en Munich, Alemania.

San Nilo (910-1005)

Nació en Rossano, Calabria, Italia, de origen griego.  Fue un alto funcionario que se convirtió súbitamente a la muerte de su esposa, la cual lo había engañado en muchas ocasiones.  Fundó y dirigió en Grotttaferrata un monasterio que todavía existe.  A un caballero libertino que creía inquietarle preguntándole si Salomón había ido al cielo o al infierno, le dio una respuesta que le convirtió:  “Es una pregunta muy inteligente la que me haces, pero hay una más urgente que resolver:  la de saber a dónde irás tú mismo si sigues viviendo como el cerdo de Epicuro, o sea, como has hecho hasta ahora”.

San Isaac Jogues y los mártires de Norteamérica (1642-1649)

Estos mártires son los misioneros jesuitas del Canadá que sufrieron martirio a manos de los indios en circunstancias atroces. Torturados bárbaramente, asaetados, quemados vivos, despedazados a golpes de tomahawk, constituyen una estampa impresionante de fidelidad a su misión.

Ninguno abandonó su puesto, y cuando se les canonizó colectivamente en 1930 la Iglesia les hizo modelos de las prioridades espirituales sobre la misma vida.

Santos Sebastián Nam y 8 compañeros mártires (+1839)

Por su fe cristiana, después de horribles suplicios fueron decapitados en Seúl, Corea. 

Santa Teresa (María Victoria) Couderc (+1885)

Fundó y dirigió la Congregación de Nuestra Señora del Cenáculo junto a la tumba de San Juan Francisco Regis, no sin grandes sinsabores pero siempre con ánimo sereno y humilde y con gran espíritu apostólico. Fue canonizada por Pablo VI el 10 de mayo de 1970.

Santas Lucía Kim, Catalina Ni y Magdalena Tjyo (+1839)

Lucía, por sobrenombre Gibosa, Catalina, viuda y su hija Magdalena fueron detenidas en la cárcel de Seúl, Corea a causa de su fe en Cristo y murieron como consecuencia de los tormentos recibidos. 

Beato Gaspar Stanggassinger (+1899)

Nació en Berchtesgaden, Alemania en 1871, el segundo de una familia de 16 hermanos. Profesó en la Congregación del Santísimo Redentor y recibió el sacerdocio en 1895. Fue destinado a la formación del seminario menor del instituto. Su vida fue breve y sencilla, pero de una extraordinaria riqueza espiritual. Supo compaginar su amor a Dios, su amor a los jóvenes y si amor por a la naturaleza. Fue beatificado el día 24 de abril de 1988. 

*  Cualquiera que sea tu profesión u oficio,  úsalo hoy a favor de quien nada pueda pagarte o devolverte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *