Santoral 10 de mayo | San Juan de Ávila y Santa Solange

San Juan de Ávila, presbítero (1500-1569) 

Este sacerdote desempeñó una intensísima labor pastoral con personas de toda condición, siendo conocido como el apóstol de Andalucía.  Sus escritos espirituales forman parte de lo más valioso del siglo de oro español. Es patrono del clero secular español.

Santa Solange (+880) 

Era una joven campesina de Villamont, Francia, favorecida por el cielo con numerosos talentos.  Tenía un carácter simpático y alegre, además de ser muy hermosa.  Nunca le faltaron pretendientes, pero siempre los rechazó porque había decidido permanecer virgen.

Cierto día mientras cuidaba sus ovejas, pasó un caballero, el conde de Gothie, quien, maravillado de su belleza,  le ofreció casarse con ella.  Interrumpiendo sus oraciones, la campesina respondió que había hecho voto de castidad pues tenía un esposo celestial y no deseaba ningún otro.  Hace falta tener un espíritu elevado cuando se es un conde rico y poderoso para aguantar semejante respuesta.  Lamentablemente este conde no lo tenía.  Durante semanas estuvo importunando a la muchacha y a sus padres con las ventajas de su matrimonio.  Como todo fue en vano, decidió raptarla.

Cierto día sorprendió a Solange con el rebaño, y de inmediato, la subió al caballo y escapó a galope.  Sin embargo, las cosas no fueron tan bien como esperaba.  La joven campesina se resistió con tanta fuerza, que, al pasar por un torrente, cayeron los dos al agua.  Es fácil imaginar la cólera del conde de Gothie chapoteando en el río.  Estaba rabioso cuando salió del baño.  Corrió hacia Solange, a quien arrastraba la corriente, la alcanzó y le cortó la cabeza.

* El día de hoy me propondré ser amable con todas las personas con las que trate, especialmente con mis inferiores en edad, educación o trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.