Salmo, 22 – «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me abandonaste? ¡Las palabras que lanzo no me salvan!»

Salmo, 22 – «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me abandonaste? ¡Las palabras que lanzo no me salvan!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.