Del día de la eternidad

1 pensamiento sobre “Del día de la eternidad

  1. Oh Señor… Qué maravilloso sería estar a tu lado disfrutando de Tu presencia… Sin embargo nuestra condición humana nos distrae de Ti con pensamientos vanos que nos arrastran en la vorágine de este mundo y nos separan de Tu presencia.
    Anhelo vivir espiritualmente unido a Ti mientras permanezca en este mundo, pues yo solo no puedo; fortaléceme en mis debilidades para superarlas y vivir solo para Ti en lo que se llega el momento de ser llamado a Tu presencia, amén…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *