Decreto de Apertura

DECRETO DE APERTURA DEL CONCILIO

CONCILIO VATICANO I

Primera sesión: 8 de diciembre de 1869

Pío, obispo, siervo de los siervos de Dios, con la aprobación del sagrado concilio, para memoria eterna. Reverendísimopadres, ¿es vuestro deseo que, para alabanza y gloria de la Santa e indivisa Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, para aumento y exaltación de la fe y religión católicas, para el desarraigo de los actuales errores, para la reforma del clero y del pueblo cristiano, y para la paz común y la concordia de todos, el santo concilio ecuménico Vaticano deba ser inaugurado, y sea declarado inaugurado?

[Respondieron: Sí]

Pío, obispo, siervo de los siervos de Dios, con la aprobación del sagrado concilio, para memoria eterna. Reverendísimos padres, ¿es vuestro deseo que la siguiente sesión del santo concilio ecuménico Vaticano sea llevada a cabo en la fiesta de la Epifanía del Señor, esto es, el 6 de enero de 1870?

[Respondieron: Sí]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *