Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Matrimonio mixto, entre católicos y no católicos

GabrielGonzález Nares
27 junio 2012
Sección: Derecho de Personas, Derecho Eclesiástico, Derecho Matrimonial, Matrimonio, Matrimonio católico, Preguntas Frecuentes, Preguntas-Matrimonio

 

Un católico puede desposar a un no católico siempre y cuando prometa no apartarse de la fe recibida, eduque a sus hijos en ella y no haga del matrimonio ocasión de rechazo de las enseñanzas dadas.

 

 

Un problema que surge cuando una pareja de creencias distintas desea casarse es la duda por la validez del matrimonio. Naturalmente, el amor conyugal no hace distinciones de religión, pues todos los hombres están llamados a participar del bien de la complementación marital. La atracción, el compromiso y el mutuo deseo del bien sobrepasan las diferencias religiosas en muchos casos. Sin embargo, la disyuntiva entre el amor por el cónyuge y el amor a la religión suele afectar las relaciones entre la pareja, además de atraer un ambiente que no es propicio para el desarrollo espiritual y el acercamiento a Dios.

¿Puede un católico desposar a un no católico?

¿Puede, entonces, un católico casarse con una persona que profese una religión distinta, sin problemas para su salvación? ¿Un matrimonio de tal naturaleza es válido ante la Iglesia? Analicemos brevemente estas cuestiones a la luz del derecho canónico, a fin de dirimir los problemas.

Se distingue entre “matrimonio mixto” estricto (matrimonio entre un cristiano católico y un cristiano no católico) y matrimonio “dispar de culto”, a veces también llamado “mixto” en sentido amplio (católico con un no-cristiano). El Catecismo de la Iglesia Católica, en el número 1634, señala que para el caso de los matrimonios mixtos, la “diferencia de confesión entre los cónyuges no constituye un obstáculo insuperable para el matrimonio, cuando llegan a poner en común lo que cada uno de ellos ha recibido en su comunidad, y a aprender el uno del otro el modo como cada uno vive su fidelidad a Cristo”.*

Por otra parte, con referencia a la disparidad de culto, el canon 1086 del Código de derecho canónico es un tanto estricto al mencionar que: “Es inválido el matrimonio entre dos personas, una de las cuales fue bautizada en la Iglesia católica o recibida en su seno y no se ha apartado de ella por acto formal, y otra no bautizada.” No obstante la aparente dureza de este canon, inmediatamente se muestran las condiciones que deben darse para que se considere válido.

Condiciones para el matrimonio dispar o mixto

“Si hay una causa justa y razonable, el Ordinario del lugar puede conceder esta licencia; pero no debe otorgarla si no se cumplen las condiciones que siguen:

1) que la parte católica declare que está dispuesta a evitar cualquier peligro de apartarse de la fe, y prometa sinceramente que hará cuanto le sea posible para que toda la prole se bautice y se eduque en la Iglesia católica;

2) que se informe en su momento al otro contrayente sobre las promesas que debe hacer la parte católica, de modo que conste que es verdaderamente consciente de la promesa y de la obligación de la parte católica;

3) que ambas partes sean instruidas sobre los fines y propiedades esenciales del matrimonio, que no pueden ser excluidos por ninguno de los dos.

Es así que, después de ver los anteriores datos, observamos que el matrimonio en disparidad de culto no está prohibido, sino que su realización se remite a la autoridad del obispo ordinario del lugar de origen de la parte católica de la pareja.

¿Por qué el matrimonio mixto y el dispar son tan regulados?

La finalidad que persigue esta regulación es la preservación de la fe católica de uno de los contrayentes. El contrayente católico puede casarse si está dispuesto a mantener la fe católica y a educar a sus hijos en ella. Si el contrayente se viera tentado, o en peligro, de abandonar la fe católica, más valdría no casarse, pues ningún bien terreno se compara al bien de la salvación.

No obstante los problemas, la convivencia entre esposos de cultos diversos o de confesiones cristianas diferentes puede existir. Lleva tiempo y esfuerzo desarrollar esta coexistencia, pero siempre hay que tomar en cuenta que el matrimonio no es excusa para rechazar la fe a cambio de una relación tranquila. Toda tranquilidad y bien llega de Dios, por lo que el matrimonio debe ser un lugar de perfeccionamiento y cercanía a Dios. La Iglesia apoya la coexistencia de esposos de diferente creencia, siempre y cuando haya un mutuo respeto y la unión conyugal no sea motivo del abandono de las enseñanzas católicas.

Existen varios detalles con respecto a las celebraciones litúrgicas y las licencias que deben ser obtenidas de las autoridades. Por ejemplo, sin una pareja mixta, de diferentes denominaciones va a casarse, no es posible tener una celebración litúrgica en la que participen un ministro católico y otro no católico.

Estos detalles están ampliamente explicados en una sección en particular del Código de Derecho Canónico, promulgado en 1983. Esta parte se puede consultar en la siguiente dirección a fin de obtener información en concreto.

http://www.vatican.va/archive/ESL0020/__P3Z.HTM

* Cfr. http://es.catholic.net/temacontrovertido/332/1672/articulo.php?id=14763

 

Comentarios
9 Comentarios en “Matrimonio mixto, entre católicos y no católicos”
  1. angelica Dijo:

    gran articulo! claro que hay que amar mucho para vivir esas diferencias…

  2. isabel morales Dijo:

    Que bueno que podamos tener estas ensenanzas .Gracias por abrirnos los ojos a todo esto por que la mayoria no sabe en realidad de estos temas y actuamos con los ojos cerrados. En mi experiencia particular como dice el comentario de Angelica yo le cambiaria un poco ,tendriamos realmente que SABER AMAR para no afectar esa relacion y mas delicado aun cuando lleguen los hijos .Como el que no es catolico va apermitir que sus hijos crescan en esa religion . Al principio de la relacion tal vez este dispuesto por que esta enamorado pero al correr los anos como a el no le a interesado vivir en esa religion no la va entender y se le convierta en un dolor de cabeza aceptar todos los sacramebtos,fiestas de guardar,mandamientos,comportamientos,etc y seguramente querra que sus hijos . vivan como el vive y entosces ahi vendrian los conflictos familiares.Por eso yo digo que tendria que realmente SABER AMAR para que el que no es catolico acepte toda la vida vivir con su pareja que si lo es y no tener diferencias al educar a sus hijos y eso lo veo un poco dificil .Si siendo de la misma religion no nos podemos poner de acuerdo con nosotros mismos y cuando hay hijos en la educacion de estos ..En mi humilde opinion yo les aconsejaria que no lo hicieran y desde el noviasgo estregarle esa relacion que tengo en manos de Dios para que EL sea quien la guie y la bendiga y si a ser para su gloria llegara al matrimonio .

  3. Zulema Lujan Dijo:

    Datos muy interesantes. Aquí se ve la madurez y la responsabilidad del Maginsterio de la iglesia. Cada vez que leo artículos del Derecho Canónico, me doy cuenta de la asistencia y participación del Espíritu Santo. Felicidades por sus artículos.

  4. LUZ ESTELA Dijo:

    Muy buena la enseñanza pues hace poco tube ese prlblema mi hijo tenia una novia que no era bautizada que cosa tan terrible por que mi hijo es muy piadoso somos catolicos y yo empece a pedirle a Dios y oracion por todo lado y gracias a Dios eso a terminado pero el susto es mucho .

  5. Raquel Dijo:

    Mi esposo y yo nos conocimos siendo cristianos y bautizados aunque profesábamos la fe de manera distinta (yo católica y él, bautizado católico pero en otra fe después de los 12 años y luego sin credo específico), sin embargo, somos testimonio vivo de que los verdaderos creyentes, si lo son en verdad, saben amarse y respetarse profundamente. Nos casamos por la iglesia católica, después de estudiar muy bien de parte de ambos lo que esto significaba y los compromisos, sobretodo los míos como católica que implicaba el matrimonio mixto. No puedo decir que esto fue de mucha alegría para la parte de su familia que no profesa nuestra fe católica, pero aún así, ellos y yo nos hemos entendido y respetado nuestras diferencias y hemos tratado de armonizar los principios que nos conectan como cristianos. Yo creo firmemente que la debilidad de los “soldados del Señor” es creer que somos enemigos, esto es lo que quiere nuestro verdadero enemigo…: “divide y vencerás” sigo pensando en sacar provecho de lo que nos une y de ser “sal de la tierra” Mi actividad en la Iglesia ha continuado y mi compromiso es grande y un honor realizarlo, soy ministra extraordinaria de la Comunión, mi esposo, aunque no vive como yo el sacramento (o todavía no) me ayuda a desplazarme a la casa de los enfermos que visito todos los domingos. Yo creo en el Amor, y creo en que las personas pueden tratarse con amor y respeto hasta en las cosas que parecen imposibles, gracias al Espíritu Santo que nos inspira.

  6. Paloma Dijo:

    Hola, Soy católica, mi esposo era católico, nos casamos por la iglesia católica, mis hijos bautizados católicos también, teníamos ya casi tres años de haber recibido el llamado de Dios y empezar a ir a la iglesia todos los días, cuando nació mi segundo hijo mi esposo se empezó a apartar tiene un amigo cristiano y empezó a llegar con ciertas ideas…hasta que empezó a ir a una iglesia cristiana, dejó de ir a la iglesia con nosotros y dijo que quería ser cristiano…
    Yo busqué afianzar mi fé ingresé a grupos de misión católica matrimonial pero fué pocas veces y ya no quiso ir, mi niña está en el coro sabe mucho de la biblia, yo no he dejado que lleve a la niña a la iglesia que el vá, el quería que yo lo acompañara pero me he negado, sigo llendo al grupo sola.
    Yo sé que no debería pero estoy muy triste, me ha deprimido mucho la situación, siento que me dejó sola, ha ido a la iglesia católica cuando la niña va a hacer algo especial pero ya no se persigna, ya no reza el padre nuestro y muchas cosas y eso me hace sentir muy mal y no puedo evitarlo.
    Le he dicho como me siento y se molesta, yo quisiera ser positiva pero siento que me falló, porque nos casamos siendo católicos y ahora dice que el se casó ante mi no ante la iglesia, eso anula mi matrimonio y va matando el amor que le tenía, siento que asi no se vale, nos hemos separado mucho y no es justo que las personas que le influyeron no entiendan o el no comprenda el daño que me ha hecho.
    Aveces pienso que sería mejor separarnos, es un excelente padre, pero todos los domingos es una lucha constante y no soy felíz

  7. Ricardo Dijo:

    Hola Paloma, te recomiendo que contactes con los Misioneros Apostoles de la Palabra, sin duda ellos te orientarán como manejar tu situación con tu esposo. Te comparto los datos donde puedes contactarlos:

    NUEVO LEÓN
    Casa del Apóstol – Hermanas
    Calle León García N° 1021
    Col. Valle de Santa Lucia
    C.P. 64140 Monterrey, Nuevo León
    Tel. 01 811 425 0833
    Hno Víctor Platero Andrade
    Av. Julio Carmelo N° 816
    Col. Francisco Villa
    64228 Monterrey, Nuevo León
    Tel. 01 818 322 2042

    Saludos y bendiciones

  8. Alexandra Dijo:

    Por favor me pueden orientar. Mi novio es cristiano, se caso en su iglesia. Despues de dos anos se divorcio
    Yo soy catolica y el me propuso matrimonio. Es posible casarnos por la iglesia catolica? Existe algún impedimento debido a su primer matrimonio?

  9. Yakz Dijo:

    Hola
    Muy interesante todo, mi esposo (cristiano no bautizado) y yo (católica) nos casamos solo por el civil, y hace unos meses estuvo de acuerdo en bautizar a nuestro hijo, incluso acepto ir a pláticas y está de acuerdo en que guíe con la fe católica a mi hijo. El ya no va a la iglesia que solía ir cuando era soltero. Lo que nos sucede es que nos han invitado para ser padrinos de bautizo, sabemos de la responsabilidad que esto implica y el honor que nos eligieran. De igual forma sabemos que no podemos ser padrinos, Pero podríamos casarnos como “matrimonio mixto”? Y si fuera así, sería aceptable ser padrinos? Queremos ver si tenemos alguna posibilidad!
    Ojalá alguien me pudiera orientar
    De antemano gracias