El Misterio de la Encarnación

Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre en la unidad de su Persona Divina.

De las tres personas de la Santísima Trinidad, se hizo hombre la segunda, que es el hijo.

Jesucristo es el hijo de Dios hecho hombre que nació de la Virgen María.

Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre en la unidad de su Persona Divina.

Jesucristo posee dos naturalezas, la Divina y la Humana, unidas en la única Persona del Hijo de Dios.

En el año 431, el Concilio de Éfeso condenó a Nestorio por decir que en Cristo había dos Personas, y en el año 451 el Concilio de Calcedonia condenó a Eutiques por decir que en Cristo había una sola naturaleza.

Jesucristo es Dios, porque es hijo de Dios.

Jesucristo se dejaba llamar Hijo de Dios. Cuando Pedro se lo dice, Cristo contesta que eso se lo ha revelado el Padre que está en los cielos(269).

Jesucristo es hombre, porque también es hijo de la Virgen María.

En cuyas entrañas formó Dios su cuerpo humano.

Aunque la comparación sea inexacta, también nosotros llevamos el primer apellido de nuestro padre y el segundo de nuestra madre.

Jesucristo es Dios y Hombre.

Dios porque es Hijo de Dios; y Hombre, porque también es Hijo de la Virgen María. Cristo es una sola Persona, pero en Él hay dos naturalezas, la divina y la humana compuesta de cuerpo y alma.

Hay que distinguir entre naturaleza y persona. La naturaleza responde al qué es». La persona al quién es» La naturaleza es el conjunto de características comunes a los individuos de la misma especie, que los distingue de otras especies: piedra, flor, hombre.

La persona es el conjunto de características propias del yo que lo diferencian de los demás individuos de la misma especie: Pedro, Juan, Antonio. La persona es única e intransferible. La persona se refiere siempre a una naturaleza intelectual .Persona es el sujeto de una naturaleza intelectual. Persona es el ser individual autónomo que se realiza en la posesión consciente y en la libre disposición de sí mismo.

El Concilio de Nicea en el año 325 define como dogma de fe la divinidad de Jesús; y en el año 451 el Concilio de Calcedonia define su plena humanidad.


(269) – Evangelio de SAN MATEO, 16:17ss

4 pensamientos sobre “El Misterio de la Encarnación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *