Papa: Las organizaciones de la ONU son «impotentes» en la guerra de Ucrania

El Papa Francisco besa una bandera nacional ucraniana de Bucha mientras se reúne con refugiados ucranianos durante su audiencia general en el aula Pablo VI del Vaticano el 6 de abril de 2022. (Foto CNS /Paul Haring)

ROMA – El Papa Francisco dijo el miércoles que las organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas, han demostrado ser inútiles para detener la violencia y las atrocidades en la guerra de Ucrania.

Hablando de las masacres en la ciudad de Bucha, recientemente liberada, en las afueras de Kiev, el Papa denunció las «crueldades cada vez más horrendas [que] se cometen también contra los civiles y los niños indefensos. Son víctimas cuya sangre inocente clama al cielo e implora: Poned fin a esta guerra, silenciad las armas, dejad de sembrar la muerte».

Al hablar de su viaje a Malta el pasado fin de semana, dijo que la nación mediterránea es un país que representa los «derechos y el poder» de las naciones que, aun siendo pequeñas, son ricas en historia y civilizaciones.

Propuso a Malta como un ejemplo que debe conducir a la comunidad internacional hacia una lógica que no esté dominada por los países más poderosos.

«Hoy oímos hablar a menudo de ‘geopolítica'», dijo Francisco. «Pero, por desgracia, la lógica dominante son las estrategias de los países más poderosos para afirmar sus propios intereses, ampliando su área de influencia económica, ideológica y militar. Lo estamos viendo en la guerra».

Dijo que tras la Segunda Guerra Mundial se intentó sentar las bases de una nueva «era de paz, pero desgraciadamente no aprendemos».

«Por desgracia, la vieja historia de la competencia entre las grandes potencias continuó», dijo el Papa. «Y, en la actual guerra en Ucrania, somos testigos de la impotencia de las organizaciones de las Naciones Unidas».

La crítica de Francisco a las Naciones Unidas por su ineficacia se produce un día después de que el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy se dirigiera al Consejo de Seguridad de la ONU -donde Rusia tiene poder de veto- y lo calificara de inútil.

Tras hablar de las escenas similares a las del grupo terrorista Estado Ilamico que se produjeron bajo la ocupación rusa de Bucha -incluyendo civiles degollados y con miembros cortados- el líder ucraniano preguntó: «¿Dónde está la seguridad que se supone que debe garantizar el Consejo de Seguridad?».

El poder de veto del que goza Rusia como uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de 15 miembros ha permitido al país llevar a cabo su campaña de violencia y asesinatos en masa en Ucrania sin temor a la intervención internacional, dijo Zelensky.

Pidió que se reforme inmediatamente el Consejo de Seguridad para garantizar una representación mundial más justa y que se elimine el veto de Rusia, o que se disuelva por completo el organismo.

«¿Están ustedes dispuestos a cerrar la ONU?», dijo. «¿Creen que el tiempo del derecho internacional ha pasado? Si su respuesta es no, entonces tiene que actuar inmediatamente».

Hacia el final de la audiencia, el Papa Francisco sostuvo una bandera ucraniana que le trajeron de Bucha.

«Esta bandera viene de la guerra», dijo. «De la ciudad martirizada de Bucha».

A continuación, invitó a un grupo de niños ucranianos que estaban sentados a su derecha, acompañados por dos mujeres, a unirse a él y pidió a los presentes que rezaran por y con los niños.

«Estos niños se vieron obligados a huir y llegar a una tierra extraña», dijo. «Este es uno de los frutos de la guerra. No los olvidemos, y no olvidemos al pueblo ucraniano».

Según las últimas cifras de Naciones Unidas, 4.215.047 ucranianos han huido del país desde el 24 de febrero.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de la ONU dijo que, además de los refugiados ucranianos, también se han marchado casi 205.500 no ucranianos que vivían, estudiaban o trabajaban en el país. La vecina Polonia, que ha acogido al grueso de los que huyen -con más de 2,5 millones llegados en los últimos 40 días-, acoge a personas de 170 naciones.

Mientras tanto, se calcula que a mediados de marzo había casi 6,48 millones de desplazados internos en Ucrania, según la OIM.

Las mujeres y los niños representan el 90% de los que han abandonado Ucrania, mientras que los hombres de entre 18 y 60 años pueden ser llamados a filas y no pueden salir.

Por Inés San Martín
angelusenespanol.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.