Paciencia y Lucha

1 pensamiento sobre “Paciencia y Lucha

  1. Cuanta preocupación nos provoca el conservar los bienes terrenos y, más aún, luchar por más y más. Dios permite en ocasiones que los alcancemos en mayor o menor grado; nuestro esfuerzo es grande y en ocasiones infructuoso.

    En la medida en que nos vayamos alejando de la ambición de fabricar nuestro presente y futuro con nuestras propias fuerzas y nos vayamos poniendo en manos de Dios, La Paz nos empezará a invadir paulatinamente y dejaremos que Dios se vaya haciendo cargo de nuestros problemas. Su infinita misericordia actuará en nosotros y nos otorgará más, mucho más, de lo que deseamos. Confiemos en Él más que en nosotros mismo; abandonémonos en sus manos, pues así como es grande su misericordia, así de grande es su amor hacia nosotros. Gloria a Dios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *