Paciencia y Lucha

2 pensamientos sobre “Paciencia y Lucha

  1. Cuanta preocupación nos provoca el conservar los bienes terrenos y, más aún, luchar por más y más. Dios permite en ocasiones que los alcancemos en mayor o menor grado; nuestro esfuerzo es grande y en ocasiones infructuoso.

    En la medida en que nos vayamos alejando de la ambición de fabricar nuestro presente y futuro con nuestras propias fuerzas y nos vayamos poniendo en manos de Dios, La Paz nos empezará a invadir paulatinamente y dejaremos que Dios se vaya haciendo cargo de nuestros problemas. Su infinita misericordia actuará en nosotros y nos otorgará más, mucho más, de lo que deseamos. Confiemos en Él más que en nosotros mismo; abandonémonos en sus manos, pues así como es grande su misericordia, así de grande es su amor hacia nosotros. Gloria a Dios…

  2. Señor… si Tú estas conmigo nada me faltará, pero para ello necesito despojarme de todo lo vano y superfluo de este mundo que me distrae y me aleja de Tí…
    Para lograrlo requiero de la presencia de Tu Espíritu en mi persona que desplace todas las tentaciones mundanas que me acosan y me separan de Tí…No lo permitas mi Señor y deja que Tu Presencia se apodere de mi alma y sea quien gobierne mis actos y decisiones; aléjame de toda tentación y déjame vivir solo para Tí… Amén…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *