HMTelevision | Entre profesionales: Budismo y sufrimiento 7/7

María Martínez —más conocida como «María del Himalaya»— siguió el consejo de Buda de desprenderse de todo cuanto le generaba sufrimiento. Al cabo de un tiempo, comprobó que huir del sufrimiento le había dejado sola y vacía y que, sin embargo, sufría cada vez más. Cuando descubrió a Jesucristo comprendió que no se debe huir del sufrimiento generado por haber corrido el riesgo de amar. Y que, al final, lo que te libera y te salva es dejar de huir y abrazar el sufrimiento con Cristo.


La reencarnación 6/7

Como budista que era, María Martínez —más conocida como «María del Himalaya»— creía en la reencarnación. En un momento de gran sufrimiento existencial, la creencia en la reencarnación la empujaba hacia el suicidio como una salida fácil a esa situación de dolor. El tentador la animaba: «Confía, suicídate, y espera a ver qué te dan en la siguiente vida». En su encuentro con Jesús de Nazaret, María vivió su juicio personal y comprendió de golpe que la reencarnación no existía. Se encontró con que no se «reencarnaba», sino que era condenada como consecuencia de sus actos libres. Y vio cómo ella misma, con sus mentiras, había conducido a otras muchas almas a la condenación.


El peligro de los amuletos 5/7

El «poder» que tienen los amuletos lo adquieren invocando al mal. María Martínez —más conocida como «María del Himalaya»— nos advierte en este programa del peligro de los amuletos. En el fondo, lo que estamos haciendo es descargar nuestro vacío sobre objetos, porque no tenemos nada que lo llene. Pero María no encontró la luz, la paz y la liberación en el budismo, sino en Dios. Y la salud, el amor y la riqueza no nos vienen de los objetos, sino del Corazón de Jesús que late en los sagrarios, que está vivo, te conoce y te ama.


Entre profesionales: Budismo y aborto 4/7

María Martínez —más conocida como «María del Himalaya»— afronta en este programa una reflexión sobre «budismo y aborto». Vemos una de las muchas contradicciones del budismo, que dice también «no matarás», pero que permite el aborto; y habla de compasión, pero permite la crueldad de acabar con una vida humana en el seno materno. No obstante, María sabe que el aborto no solo mata a un bebé, sino a la madre que lo permite, y destruye nuestra sociedad a través de la cultura de la muerte. María afirma: «No he sido nunca tan esclava de mi propia libertad como cuando era budista, y no he sido tan verdaderamente libre como ahora, cuando soy esclava del amor verdadero que es Cristo. Ahora soy libre desde la verdad».


Entre profesionales: El budismo no es escuela de amor 3/7 Con María del Himalaya

María Martínez —más conocida como «María del Himalaya»— afirma sin titubeos y desde su propia experiencia que «El budismo no es escuela de amor». El budista plantea su relación con el otro desde el egoísmo: «Yo estoy contigo mientras estoy creciendo». Y esta noción ha penetrado en occidente con un aterrador resultado de familias rotas y desestructuradas, porque, basándonos en ese criterio, decidimos abandonar a nuestros cónyuges porque hemos encontrado a «otro» con el que seguir creciendo… El budismo no es escuela de amor porque huye del sufrimiento. Cristo desde la Cruz nos enseña el verdadero amor, que no termina nunca.

Entre profesionales: El problema del panteísmo 2/7 Con María del Himalaya


¿Los seres humanos nos fusionamos con la naturaleza? ¿Somos un todo divino? ¿Yo tengo la divinidad? ¿Y la montaña? ¿Y los animales? ¿Cómo es posible que yo esté al mismo nivel que el perro con el que convivo? María Martínez —más conocida como «María del Himalaya»— nos descubre «El problema del panteísmo». La doctrina sobre la creación es uno de los pilares del budismo que también quedará «desmitificado» gracias a la experiencia en primera persona de esta conversa y profunda conocedora de esta tradición religiosa.


HMTelevision | Entre profesionales: ¿Qué es el Budismo? 1/7 Con María del Himalaya

María Martínez —más conocida como «María del Himalaya»— comienza estos programas de «Desmitificando el Budismo» dando algunas pinceladas sobre lo que es el budismo. María entró en él empujada, de una parte, por su rechazo del cristianismo y, por otra, impelida por una profunda necesidad de llenar el vacío existencial en que vivía.

Cortesía de HM Televisión: https://www.eukmamie.org/es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *