Examen de la noche

exameninterHaz, durante dos o tres minutos y antes de retirarte a descansar, un breve examen de conciencia.

Ponte en la presencia de Dios, reconociendo su grandeza y tu pequeñez. Dile: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”.

Invoca a tu ángel custodio, pidiéndole que te ilumine para descubrir tus virtudes y defectos: lo que he hecho bien, lo que he hecho mal y lo que podía haber hecho mejor.

Examínate con sinceridad:

— ¿Me he acordado con frecuencia que Dios es mi Padre? ¿Le he ofrecido mi trabajo? ¿He aprovechado el tiempo? ¿He rezado con pausa y atención?

— ¿He procurado hacer la vida agradable a los demás? ¿He criticado a alguien? ¿He perdonado? ¿He rezado y ofrecido sacrificios por la Iglesia, por el Papa y por todos aquellos que el Señor ha puesto cerca de mi?

— ¿Me he dejado llevar por la sensualidad? ¿Por el orgullo?

— ¿Qué propósito concreto querría Dios que hiciera para mañana?

Contrición. Reza el acto de contrición pidiendo perdón al Señor.

Propósito. Haz un propósito concreto para el próximo día:

– Alejarme de ciertas tentaciones.

– Evitar faltas específicas.

– Esforzarme por practicar alguna virtud.

– Aprovechar las ocasiones que se presenten para mejorar.

Reza tres Avemarías a la Virgen Santísima, pidiéndole la virtud de pureza para ti y tus seres queridos.

17 pensamientos sobre “Examen de la noche

  1. Es un elememnto k siempre debemos realizar en nuestra vida para crecer y seguir las huellas de nuestro señor,gracias sera de mucho provecho.

  2. Es un elememnto k siempre debemos realizar en nuestra vida para crecer y seguir las huellas de nuestro señor,gracias sera de mucho provecho.

  3. Es un elememnto k siempre debemos realizar en nuestra vida para crecer y seguir las huellas de nuestro señor,gracias sera de mucho provecho.

  4. Me encanta y además me ayuda a la vez que hago un examen completo del día. Gracias y que Dios os bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *