Un Año Familiar – Para bailar el tango

Pbro. José Martínez Colín

  • Para saber

En 1990 Irak invadió Kuwait, lo que desató una guerra en que intervino Estados Unidos. El entonces secretario general de las Naciones Unidad, Pérez de Cuellar habló con ambas partes: con Saddam Husein, presidente de Irak, y con George Bush, pero no logró que optaran por la paz. Ante el fracaso obtenido, declaró a la prensa un aforismo inglés: “Para bailar el tango hacen falta dos”. Es decir, que en las crisis, y se puede aplicar a la vida conyugal, hace falta que las dos partes tengan la buena voluntad de evitar el conflicto.

Buscando fortalecer la vida conyugal y familiar, el Papa Francisco ha querido abrir el Año de la Familia “Amoris Laetitia” este viernes 19 de marzo, solemnidad de San José. Tomando como base la Exhortación Apostólica de ese nombre. Un año especial para crecer en el amor familiar. El Papa quiere poner a la familia en el centro de la atención de la Iglesia y de la sociedad. Pues la familia es una institución esencial para la sociedad, ya que es el mejor antídoto contra los individualismos extremos y egoístas, afirmó el Papa.

  • Para pensar

La importancia de la familia es primordial. Un relato nos puede ayudar a reflexionar.

“Papi, ¿cuánto ganas por hora?” preguntaba con voz tímida un pequeño a su padre que llegó muy tarde de su trabajo. Aunque todos se habían ido a dormir, el hijo pequeño quiso esperarlo. El padre con gesto severo repuso: “Mira hijo, eso ni tu madre lo sabe. No molestes que vengo cansado”. El hijo no se dio por vencido: “Pero papi, dime por favor, ¿cuánto ganas por una hora?” El padre, menos severo, contestó: “Pues como unos $1,000 la hora”. Al hijo le pareció mucho, pero después de pensar un poco le pidió: “¿Me podrías prestar $300?”. El padre enojado y con brusquedad le dijo: “Así que por eso querías saber lo que gano. Vete a dormir, no me molestes más”.

Había caído la noche, el padre no podía dormir y se sentía algo culpable. Habían pasado muchas semanas y no había platicado con su hijo. Tal vez tenía una fuerte necesidad. Queriendo descargar su conciencia se asomó al cuarto de su hijo: “¿Ya te dormiste hijo?” Medio dormido le respondió: «No, dime papi». El papá sacó el dinero de su cartera y le dijo «Aquí tienes el dinero que pediste». El pequeño radiante de alegría le agradeció a su papá: “Muchas gracias papi”, y metiendo su manita bajo la almohada sacó otros billetes diciéndole: “Ahora tengo $500, ¿me podrías vender media hora de tu tiempo para estar contigo?”

El tiempo dedicado a la familia es el mejor invertido. Pensemos si le damos la prioridad debida.

  • Para vivir

En la familia se da naturalmente las condiciones para vivir muchas virtudes, la principal de ellas el amor. El Papa indicó que la familia es el antídoto más eficaz contra el individualismo. Y como dice en su Exhortación Apostólica, “el bien de la familia es decisivo para el futuro del mundo y de la Iglesia”.

Al final el Papa rezó para que cada familia sintiera en su casa la presencia de la Sagrada Familia, y que con su ejemplo, sepamos vivir ese amor sincero y generoso, que es fuente de alegría incluso en las pruebas y dificultades. ([email protected])

19 de marzo de 2021


Padre José Martínez Colín: Ingeniero en Sistemas por la UNAM, Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana y Doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra.

Capellán del Colegio Chapultepec en Culiacán.

Lleva más de 20 años dando clases sobre todo de Lógica y Gnoseología en el Seminario de Culiacán.

Por 20 años a publicando artículos en varios periódicos del país, sobre todo comentando lo dicho por el Papa.

>> ver más artículos del P. José Martínez Colín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *