Capítulo 1: Rito de Acogida

El Sacerdote saluda a los presentes, principalmente a los papás y padrinos, recordándoles el gozo con que han recibido a esta niña(o) como un don de Dios, que es la fuente de toda vida y que quiere ahora comunicarla. Lo puede hacer con las siguientes palabras u otras espontáneas:

 

(Nombre de los padres):

 

Con gozo han vivido en el seno de su familia el nacimiento de una niña(o). Con gozo vienen ahora a la Iglesia a dar gracias a Dios y celebrar el nuevo y definitivo nacimiento por el Bautismo.

Todos los aquí presentes nos alegramos en este momento, porque se va a acrecentar el número de los bautizados en Cristo.

Dispongámonos a participar activamente.

 

El Sacerdote, en primer lugar, interroga a los papás:

 

– ¿(Padres), qué nombre han elegido para este niño?

 

– (nombre de la niña(o))

 

– ¿Qué piden a la Iglesia para nombre de la niña(o)?

 

– El Bautismo.

 

– Al pedir el Bautismo para su hijo, ¿saben que se obligan a educarlo en la fe, para que este niño, guardando los mandamientos de Dios, ame al Señor y al prójimo como Cristo nos enseña en el Evangelio?

 

– Sí, lo sabemos.

 

Dirigiéndose después a los padrinos, les pregunta con estas u otras palabras:

 

– Y ustedes, (nombre de los padrinos), como padrinos, ¿están dispuestos a ayudar a (nombre de los padres) en esta tarea?

 

– Sí, estamos dispuestos.

 

– (nombre de la niña(o)), la comunidad cristiana te recibe con gran alegría. Yo, en su nombre, te signo con la señal de Cristo Salvador. Y, ustedes, papás y padrinos, hagan también sobre ella la señal de la cruz.

 

Y, en silencio, signa a la niña(o) en la frente. Después invita a los papás, y a los padrinos, para que hagan lo mismo.

 

Después, caminan todos hacia el altar para iniciar la Santa Misa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *