Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Prudencia


1 agosto 2016
Sección: Valores explicados

PrudenciaintAdelantarse a las circunstancias, tomar mejores decisiones, conservar la compostura y el trato amable en todo momento, forjan una personalidad decidida, emprendedora y comprensiva.

La Prudencia, en estricto sentido, es una virtud. Sin embargo queremos analizarla a la luz de los valores y la trataremos en su forma operativa, es decir, como el valor que nos ayuda a actuar con mayor conciencia frente a las situaciones ordinarias de la vida.

La prudencia es tan discreta que pasa inadvertida ante nuestros ojos. Nos admiramos de las personas que normalmente toman decisiones acertadas, dando la impresión de jamás equivocarse; sacan adelante y con éxito todo lo que se proponen; conservan la calma aún en las situaciones más difíciles; percibimos su comprensión hacia todas las personas y jamás ofenden o pierden la compostura. Así es la prudencia, decidida, activa, emprendedora y comprensiva. ¿Quién puede rehusarse a vivirla y hacerla parte de su personalidad?.

La prudencia es el valor que nos ayuda o reflexionar y a considerar los efectos que pueden producir nuestras palabras y acciones, teniendo como resultado un actuar correcto en cualquier circunstancia.

Primeramente, debemos eliminar de una vez por todas la equivocada imagen que algunas personas tienen de la prudencia como modo de ser: una personalidad gris, insegura y temerosa en su actuar, tímida en sus palabras, introvertida, excesivamente cautelosa y haciendo todo lo posible por no tener problemas… No es raro que una imagen tan poco atractiva provoque el rechazo y hasta la burla de quienes así la entienden.

El valor de la prudencia no se forja a través de una apariencia, sino por la manera en que nos conducimos ordinariamente. Posiblemente lo que más nos cuesta trabajo es reflexionar y conservar la calma en toda circunstancia; la gran mayoría de nuestros desaciertos en la toma de decisiones, en el trato con las personas o formar opinión, se deriva de la precipitación, la emoción, el mal humor, una percepción equivocada de la realidad o la falta de una completa y adecuada información.

La falta de prudencia siempre tendrá consecuencias en todos los niveles, personal y colectivo, según sea el caso: como quienes se adhieren a cualquier actividad por el simple hecho de que “todos” estarán ahí, sin conocer los motivos verdaderos y las consecuencias que pueda traer; el asistir a lugares poco recomendables, creyendo que estamos a salvo; participar en actividades o deportes de alto riesgo sin tener la preparación necesaria, conducir siempre con exceso de velocidad…

Es importante tomar en cuenta que todas nuestras acciones estén encaminadas a salvaguardar la integridad de los demás en primera instancia, como símbolo del respeto que debemos a todos los seres humanos.

La verdadera lucha y esfuerzo no está en circunstancias un tanto extraordinarias y fuera de lo común: decimos cosas que lastiman a los demás por el simple hecho de habernos levantado de mal humor, de tener preocupaciones y exceso de trabajo; porque nos falta capacidad para comprender los errores de los demás o nos empeñamos en hacer la vida imposible a todos aquellos que de alguna manera nos son antipáticos o los vemos como rivales profesionalmente hablando.

Si nos diéramos un momento para pensar, esforzándonos por apreciar las cosas en su justa medida, veríamos que en muchas ocasiones no existía la necesidad de reprender tan fuertemente al subalterno, al alumno o al hijo; discutir acaloradamente por un desacuerdo en el trabajo o en casa; evitar conflictos por comentarios de terceros. Parece ser que tenemos un afán por hacer los problemas más grandes, actuamos y decimos cosas de las que generalmente nos arrepentimos.

En otro sentido, debemos ser sinceros y reconocer que cuando algo no nos gusta o nos incomoda, enarbolamos la bandera de la prudencia para cubrir nuestra pereza, dando un sin fin de razones e inventando obstáculos para evitar comprometernos en alguna actividad e incluso en una relación. ¡Qué fácil es ser egoísta aparentando ser prudente! Que no es otra cosa sino el temor a actuar, a decidir, a comprometerse.

Tal vez nunca se nos ha ocurrido pensar que al trabajar con intensidad y aprovechando el tiempo, cumplir con nuestras obligaciones y compromisos, tratar a los demás amablemente y preocuparnos por su bienestar, es una clara manifestación de la prudencia. Toda omisión a nuestros deberes, así como la inconstancia para cumplirlos, denotan la falta de conciencia que tenemos sobre el papel que desempeñamos en todo lugar y que nadie puede hacer por nosotros.

Por prudencia tenemos obligación de manejar adecuadamente nuestro presupuesto, cuidar las cosas para que estén siempre en buenas condiciones y funcionales, conservar un buen estado de salud física, mental y espiritual.

La experiencia es, sin lugar a dudas, un factor importante para actuar y tomar mejores decisiones, nos hace mantenernos alerta de lo que ocurre a nuestro alrededor haciéndonos más observadores y críticos, lo que permite adelantarnos a las circunstancias y prever en todos sus pormenores el éxito o fracaso de cualquier acción o proyecto.

El ser prudente no significa tener la certeza de no equivocarse, por el contrario, la persona prudente muchas veces ha errado, pero ha tenido la habilidad de reconocer sus fallos y limitaciones aprendiendo de ellos. Sabe rectificar, pedir perdón y solicitar consejo.

El valor de la prudencia nos hace tener un trato justo y lleno de generosidad hacia los demás, edifica una personalidad recia, segura, perseverante, capaz de comprometerse en todo y con todos, generando confianza y estabilidad en quienes le rodean, seguros de tener a un guía que los conduce por un camino seguro.


Otros textos:

1. Prudencia (antología de textos)

2. La virtud de la prudencia, por Juan Pablo II

3. La virtud de la prudencia según Tomás de Aquino, por Juan Fernando Sellés

4. Prudencia y libertad, por Tomás Trigo

5. Prudence, por Leo Elders S.V.D.

Comentarios
21 Comentarios en “Prudencia”
  1. Melina Dijo:

    Admiro este valor y virtud, que tanto me cuesta vivir. Gracias por enseñarnos con estas líneas a conquistar y desarrollar la prudencia.

  2. Melina Dijo:

    Admiro este valor y virtud, que tanto me cuesta vivir. Gracias por enseñarnos con estas líneas a conquistar y desarrollar la prudencia.

  3. Melina Dijo:

    Admiro este valor y virtud, que tanto me cuesta vivir. Gracias por enseñarnos con estas líneas a conquistar y desarrollar la prudencia.

  4. Norma Dijo:

    Gracias por esta pagina de la Prudencia porque a mi me cuesta trabajo ser prudente.No es facil es muy dificil para mi ser prudente.

  5. Norma Dijo:

    Gracias por esta pagina de la Prudencia porque a mi me cuesta trabajo ser prudente.No es facil es muy dificil para mi ser prudente.

  6. Norma Dijo:

    Gracias por esta pagina de la Prudencia porque a mi me cuesta trabajo ser prudente.No es facil es muy dificil para mi ser prudente.

  7. Oscar Dijo:

    La prudencia me ha ayudado a cuidar mas mi salud física, y me ayuda a pedir siempre consejo.

  8. Napoleon reyna Dijo:

    Gracais por compartir estas pagians de sabiduria y que hacen mucho porvecho.Ojala podamos contar con mas herramientas pues como catequista de adultos estoy muy contento de tener esta pagina que es una bendicion y quizas se pueda implementar con algunos ejercicio o test para aplicar en las clases de de adultos en loque se refieren formacion de la persona.Gracias una vez mas por esta bendicon

  9. Sandra Alvarado Dijo:

    Para tu charla

  10. Rafaela Dijo:

    Excelente valor! Muy necesario en esta época y siempre.

  11. natalia Dijo:

    super me encanta este valor es un pok dificil desarrolllarlo pero no imposible me encantaa

  12. Diego Novoa Hernández Dijo:

    gracias por este texto; en cuanto a lo que yo creo la prudencia es pensar antes de actuar

  13. Diego Novoa Hernández Dijo:

    gracias por este articulo, yo opino que algo que tenemos que tener muy en cuenta es que la prudencia es reflexionar antes de actuar pero actuar en un ultimo fin teniendo en cuenta claro actuar para bien.

  14. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Gracias por este articulo; personalmente considero que ser prudente es conocer o aceptar las consecuencias de las decisiones que tomamos; por eso es mejor conocer las consecuencias de hacer algo antes; ciertamente no siempre se puede conocer las consecuencias de nuestras acciones; debido a lo cual debemos ser profundos observadores para conocer el estado de las cosas y tomar decisiones a tiempo.

  15. Edgardo Francisco Fredy Salas Neira Dijo:

    Les agradecería me apoyen con el material que producen, los felicito por la labor que realizan Arequipa Peru

  16. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Gracias de nuevo por este escrito; considero que la prudencia es como dijo san ignacio cuando estamos en consolación debemos prepararnos para cuando venga la desolación, y cuando estamos en desolación mantenernos concentrados en lo que debamos hacer porque luego vendrá la consolación.

  17. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Gracias por este escrito; considero que la prudencia es ordenar mi vida para servir y dar lo mejor de mi a los otros.

  18. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Gracias por este articulo; considero que la prudencia es actuar en relación con los tiempos de nosotros, entendiendo que cada cosa tiene un tiempo y que todo se debe hacer en su tiempo; cada cosa en su lugar; también enfocarnos en el valor futuro de las cosas para evitar errar y generar karma en el futuro.

  19. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Gracias por este escrito; considero que la prudencia es vivir y terminar cada dia como si fuera el ultimo; procurando dejar todas las cosas en orden al finalizar el dia.

  20. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Gracias por este escrito; considero que la prudencia es cuidar los hábitos cada día independientemente del pasado o futuro.

  21. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Muchas gracias por este escrito, considero que la prudencia es conocerme a mi mismo mi historia y como mis acciones afectan mi futuro e identificar los costos; para actuar haciendo las actividades que me generan paz




css.php