La parábola de los invitados a las bodas

5 pensamientos sobre “La parábola de los invitados a las bodas

  1. Dios les pague por sus servicios gratuitos, que nos ilustran en las cosas del Señor y, los colme de bendiciones para que no dejen de enviarlos, para provecho de todos los cristianos.

  2. Dios le bendiga por sus servicios gratuitos. Si nosotros como católicos en algún momento de nuestra vida nos diéramos cuenta que las enseñanzas de Dios es el único sustento de nuestra vida viviríamos siempre conformes a su voluntad. Gracias y bendecido todo aquel que se dedica a difundir la palabra de Dios y vive conforme a ella. En mi vida esta es la fortaleza, la fe y la esperanza que me ayuda a vivir diariamente.

  3. Por la intersección de la Virgen María que Dios les bendiga por sus servicios y sus enseñanzas, no se si hace falta un poco más de reflexión sobre la parábola mencionada, como por ejemplo, cuando hable del invitado que no esta con traje de boda, que para mi hace referencia a la invitación que Dios nos hace al banquete de la misa la eucaristía e el traje de boda es el de asistir confesado

  4. Que el Santo Espiritu de Dios los siga acompañando y bendiciendo, muy agradecida como Catolica de recibir la palabra y reflexion de ese equipo humano, que, mientras dormimos ellos estan trabajando para el Señor y todos sus hijos.

  5. Lo mejor de este mensaje es que cada uno de nosotros o mejor Yo mismo soy el que dicido Soy el elegido o soy el elegido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *