La curación del leproso

15 pensamientos sobre “La curación del leproso

  1. Realmente Dios no se manifiesta con muchos milagros para nosotros, porque no tenemos la fe del leproso, del ciego y de otros muchos a quien Nuestro Señor sanó, por el sólo hecho de ver en ellos FE. Gracias por instruirnos en estos temas, que son tan valiosos para nuestro crecimiento en la fe.

  2. Realmente Dios no se manifiesta con muchos milagros para nosotros, porque no tenemos la fe del leproso, del ciego y de otros muchos a quien Nuestro Señor sanó, por el sólo hecho de ver en ellos FE. Gracias por instruirnos en estos temas, que son tan valiosos para nuestro crecimiento en la fe.

  3. Realmente Dios no se manifiesta con muchos milagros para nosotros, porque no tenemos la fe del leproso, del ciego y de otros muchos a quien Nuestro Señor sanó, por el sólo hecho de ver en ellos FE. Gracias por instruirnos en estos temas, que son tan valiosos para nuestro crecimiento en la fe.

  4. Todos los días existen milagros, nosotros los vemos como cosa natural pero no, simplemente tenemos el milagro de la Sagrada Eucaristía que nuestro Señor por medio de su sacerdote convierte el pan y el vino en su CUERPO Y SU SANGRE y cuantas cosas suceden, debemos fijarnos en la maravilla de nuestro mundo veremos tantas cosas extraordinarias que son milagros, simplemente de una pulsación de nuestro corazón a la siguiente es un milagro. gracias.

  5. Todos los días existen milagros, nosotros los vemos como cosa natural pero no, simplemente tenemos el milagro de la Sagrada Eucaristía que nuestro Señor por medio de su sacerdote convierte el pan y el vino en su CUERPO Y SU SANGRE y cuantas cosas suceden, debemos fijarnos en la maravilla de nuestro mundo veremos tantas cosas extraordinarias que son milagros, simplemente de una pulsación de nuestro corazón a la siguiente es un milagro. gracias.

  6. Todos los días existen milagros, nosotros los vemos como cosa natural pero no, simplemente tenemos el milagro de la Sagrada Eucaristía que nuestro Señor por medio de su sacerdote convierte el pan y el vino en su CUERPO Y SU SANGRE y cuantas cosas suceden, debemos fijarnos en la maravilla de nuestro mundo veremos tantas cosas extraordinarias que son milagros, simplemente de una pulsación de nuestro corazón a la siguiente es un milagro. gracias.

  7. Qué no haríamos nosotros si tuviéramos suficiente fe? Mas si aún tu fe no es muy grande, que esto no te preocupe, no es la cantidad en lo que se fija Dios, sino la calidad y devoción con que le servimos. Deus Providebit

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *