La conciencia luminosa

El resumen de las enseñanzas de Jesús es escuchar a Dios en el fondo de la conciencia e iluminar toda la vida con esa luz.

"La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo es sencillo, todo tu cuerpo estará iluminado. Pero si tu ojo es malicioso, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Y si la luz que hay en ti es tinieblas, cuán grande será la oscuridad"(Mt). En el interior de la conciencia, Dios habla al que escucha y todo queda iluminado por esta sabiduría. Desoír esta voz es entrar en las tinieblas.

________________________________

Reproducido con permiso del Autor,

Enrique Cases, Tres años con Jesús, Ediciones internacionales universitarias

pedidos a [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.