Navidad: el corazón del mundo

2 pensamientos sobre “Navidad: el corazón del mundo

  1. Que bueno es aprender de la virgen y San Jose que se puede ser feliz en las dificultades, en la pobreza y en las condiciones mas desfavorables. Si Dios, no les ahorro ningún trabajo y quiso que se esforzaran, al máximo, siendo su familia en la tierra, siendo Santos, que esperamos nosotros, pobres criaturas de barro, débiles y pecadoras. Queremos que Dios nos haga el trabajo y que nos facilite el camino, pero El no es así, El quiere que trabajemos, que nos esforcemos y luchemos, de ese modo valoraremos lo que tenemos. Al mismo Adán lo puso en el paraíso para que lo cultivara. Por ellos debemos ser felices y hacer el bien en el lugar que estamos y en la vida que tenemos, por que ahí encontraremos a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *