Ser testigos de la verdad hasta la muerte

Juan el Bautista le cortaron la cabeza por defender el vínculo…

«Fue testigo de la verdad hasta su muerte. Murió por amor a ella. Herodías, la mujer ilegítima de Herodes, pues era en realidad la mujer de su hermano, no quería a Juan el Bautista y deseaba matarlo, ya que Juan repetía a Herodes: «No te es lícito tenerla». La hija de Herodías, en el día de cumpleaños de Herodes, bailó y agradó tanto a su padre que éste juró darle lo que pidiese. Ella, aconsejada por su madre, le pidió la cabeza de Juan el Bautista. Herodes se entristeció, pero, por el juramento hecho, mandó que le cortaran la cabeza de Juan Bautista que estaba en la cárcel.»

Al igual que Juan Bautista, Dios nos ha elegido como testigos de la verdad a muchas esposas (os) para defender el vinculo del matrimonio orando por los tantos esposos(as) que han abandonado sus hogares por una mala decisión, engañados por el demonio haciéndoles creer que la felicidad esta fuera de sus hogares. Nos ha elegido para que demos testimonio de la verdad y no ser parte de los engaños de los cuales el demonio se vale para robarse las almas de todos aquellos que deciden vivir en la mentira.

El grupo de esposas (os) de Jesús Salva Mi Familia hemos palpado y sentido el mismo dolor día a día y unidos en ese dolor hemos llegado a los brazos amorosos de Jesús buscando consuelo, sanación interior, perdonarnos y perdonar, lo cual nos ha llevado a nuestra conversión y unidos en oración buscamos la restauración de tantos matrimonios y familias hacer la diferencia de lo que hoy se vive por la destrucción de los hogares a nivel mundial.

Hoy día se recurre a la separación, al divorcio y hasta nulidades (todas inventos del hombre) como piñata en cumpleaños convirtiéndose en pan de cada día siendo esto una burla a Dios y no se dan cuenta que debemos dar cuentas a Él de como hacemos, logramos y vivimos la vocación del matrimonio a la que hemos sido llamados. Se cree que porque se obtiene un divorcio y/o una nulidad, es ya ponerse en bien con Dios, y aquí no ha pasado nada y sabemos que no es así porque el daño ocasionado a una esposa e hijos abandonados es irreparable y no se resuelve así de la noche a la mañana.

Defender el vinculo es defender la verdad, la verdad de lo que «Dios une no lo separa el hombre», promesa de nuestro Padre desde el comienzo de la creación. Para ponerse en bien con Dios después de haber cometido el error de abandonar lo que Dios nos entrega para cuidar antes hay que hacer un proceso de sanación, arrepentimiento de corazón y reparación en base al amor de Dios y reconocer cada uno sus culpas, faltas errores y PECADOS y habrían muchos matrimonios restaurados y familias reconstruidas.

Dejar que el demonio siga ganando terreno, es dejar de construir y ser participes de la obra mas hermosa y grande de Dios como son los matrimonios y las familias dentro del plan salvífico de Dios «desde el principio», «Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán dos en una carne» (Ef 5, 31: Gén 2, 24). Hoy día se han aceptado los adulterios públicos dando el peor ejemplo a los hijos quienes por eso mismo han dejado de creer en el sacramento…se ha desvirtuado el AMOR..y sabemos perfectamente quién esta detrás de todo esto ..el príncipe de la mentira que ha querido gobernar el mundo pero Cristo ha vencido el mundo..Juan Bautista precisamente se dejo cortar la cabeza defendiendo el vinculo ante el escandalo de un adulterio público.

Nuestra fe no es negociable, en el nombre del AMOR hemos soportado todo lo que Dios nos ha permitido soportar y debemos seguir soportando de acuerdo a su palabra para dar gloria a El y obtener unidos la victoria.» El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla.No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo.No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad.Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo.El amor nunca pasará.»y pensar que la mentira y el mal pueden vencer seria dudar del amor y el poder de Dios.

Como Juan Bautista hoy los invito a que sigamos defendiendo el vinculo del matrimonio con el mismo amor que Dios lo instituyo cuando en aquella boda de Caná lo elevo a sacramento haciendo el primer milagro a petición de su madre. No podemos acobardarnos ante lo que el mundo nos quiere presentar, no podemos dejarnos engañar con lo que el mundo quiere presentar como AMOR sabiendo que el verdadero amor sólo viene de Dios. Dios nos hizo en espíritu y verdad por lo tanto hay que luchar con ese espíritu y defender la verdad.

Pidamos a nuestra Madre Maria Santísima que nos acompañen en este momento tan importante para Dios ya que El confía en nosotros Sus elegidos y espera que sigamos unidos proclamando Su promesa para los esposos»LO QUE DIOS HA UNIDO NO LO SEPARE EL HOMBRE» siendo fiel a Su Palabra..EL ESTA EN CONTROL confiemos en Él. Tenemos que estar unidos en este momento y ser verdaderos hijos de Dios seguidores y fieles de El siendo coherentes con lo que decimos y vivimos.

Por Luce Bustillo-Schott

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *