Dignidad del Sacramento

2 pensamientos sobre “Dignidad del Sacramento

  1. Señor, yo no soy digno de que vengas a mi, pero una palabra tuya bastará para sanar mi alma…
    Con nuestro bautizo hemos sido constituidos en sacerdotes, profetas y reyes… Con toda humildad esforcémonos por alcanzar estos dones, ponerlos al servicio de nuestro prójimo y hacernos merecedores de que Dios Uno y Trino, habite en nuestros corazones…

    «Tú eres Sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec» (Sl 109,4)….

  2. Señor…. te pido por nuestros sacerdotes,que por sobre su calidad de hombres se imponga la calidad de Santos, que sean dignos representantes tuyos en este mundo y que por su conducto nos lleven a todos los humanos a tu presencia, Amén…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *