Del hombre bueno y pacífico

1 pensamiento sobre “Del hombre bueno y pacífico

  1. La paz os dejo, mi paz os doy; no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. (Juan 14,27).
    Busquemos La Paz de Cristo y no la de los hombres, para así reflejarla a nuestros hermanos; así y sólo así tendremos capacidad de sufrir a nuestros hermanos y dejarles un mensaje de esperanza…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *