recogimiento… El valor del silencio