Oración (III) – Ser portadores de alegría