La meta de la persona: conocer y amar a Dios