El Papa sobre la pandemia: ante Dios todos somos hijos