Ecología sexual: El sentido del sexo