Dios hizo algunos seres vivos sirviéndose de otros ya existentes