Jesús y la samaritana

3 pensamientos sobre “Jesús y la samaritana

  1. Creo que sólo te quedás en juzgar a tu prójimo y duramente a vos mismo. Todavía no entendiste nada nada de lo que es el amor.

  2. Esa es la gran misión que le encomendó su Padre Misericordioso y Todopoderoso a Nuestro Señor Jesús: darle sentido a nuastras vidas y alcanzar la santidad con esfuerzo y buenas obras; como Él lo dijo: «sed santos como mi Padre es santo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *