Una reflexión antes de la Navidad

Por qué Dios quiso hacerse hombre entre los hombres? ¿qué pasa en una persona cuando su corazón se va llenando de rencor? ¿de qué forma ayuda a una persona contemplar a Jesús en su pesebre? ¿cuál es la diferencia entre contemplar a Jesús en el pesebre y contemplarlo vestido de rey?

En estos días santos surgen tantas preguntas en el corazón del hombre que busca a Dios.

Dicen que Jesús se hizo niño por la ternura. Es muy fácil amar a un bebé inocente, necesitado de amor.  Imagina a la Virgen y a San José cargando al hijo de Dios hecho hombre, necesitado de cuidados y ternuras.

El padre Pío escribió «Todas las fiestas de la Iglesia son hermosas… la Pascua, sí, es la glorificación… pero la Navidad posee una ternura, una dulzura infantil que me atrapa todo el corazón»

En mi reflexión de hoy, vinieron a mi mente todos esos sueños, metas profesionales, deseos por cosas materiales que uno tiene. Y pensaba, por qué hay personas que nunca llegan a realizar sus sueños y deseos?

No pude evitar pensar en la palabra rencor a la que siguió el pensamiento: lo que pasa que ahí donde hay rabia, cólera, frustración y rencor no puede haber derramamiento de la Gracia. Los corazones para recibir la riqueza y abundancia de bienes materiales y espirituales que Dios quiere dar a sus hijos, deberán estar vacíos de todo esto que embota el corazón de lo que no son sentimientos de ternura, gozo, felicidad. La riqueza es para todos porque todos somos hijos De Dios. Para lograrla hay que vivir desprendido del orgullo, del rencor, de los bienes materiales que Dios ya dio. Dios quiere que cada uno de sus hijos sea rico en bienes y en espíritu.

No puedes llenarte de Dios con el corazón lleno de odios y rencores. En la medida en la que el corazón se vacía de sentimientos negativos te acercas a la bondad y el amor.

Después de reflexionar todo esto, me voy a una sala de mi casa donde tengo al Niño Jesús en su pesebre. El Niño Dios pobre, con una mamá sencilla y un papá carpintero , acaso soñarían con ser ricos , exitosos y conocidos? Creo que nunca. El sueño de José y Maria era hacer la voluntad De Dios…

Y cómo reconoces su voluntad? Dios nos habla de muchas fornas. Debes saber escuchar.
Vuelve la mirada hacia el corazón para conocerse a uno mismo y lo más importante para escuchar y conocer a Dios.

Porque Maria y José hicieron esto, hoy Santa Maria es la mujer mas Poderosa del universo y San José es Nuestro Padre y Señor. Está es la belleza de ser verdaderos cristianos. Hacer en todo momento la santa voluntad de Dios que es PERFECTA.

VEN SEÑOR, NO TARDES!

FIRMASHEILA

Sheila Morataya
Austin, TX
www.sheilamorataya.com
Ordena mi nuevo libro YO SOY ÚNICO E IRREPETIBLE aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *