“El mensaje a García”

  • Para saber

La obediencia suele costar esfuerzo, pues implica someterse a alguien, incluso aunque se trate de obedecer a Dios. El Papa Francisco, continuando su reflexión sobre los Hechos de los Apóstoles, se refirió cuando le prohibieron al Apóstol Pedro que siguiera enseñando sobre Jesús. Pero Pedro respondió ofreciendo una principio: “Obedeced a Dios antes que a los hombres” (Hch 5,29).

Obedecer a Dios, dice el Papa, significa escucharlo sin reservas, sin cálculos; adherirnos a Él. Sabiendo, además, que su designio es el mejor para nosotros.

  • Para pensar

A fines del siglo XIX, insurrectos cubanos, que se aliaron a los Estado Unidos, se levantaron contra España. Un periodista, Elbert Hubbard, escribió un artículo que luego tuvo mucha fama: se tradujo a muchos idiomas y hubo más de cuarenta millones de ejemplares. El motivo fue que su hijo le dijo que el verdadero héroe de la guerra de Cuba fue Rowan, “qué salió solo y realizó su misión: llevó el mensaje a García”.

En el artículo cuenta que al empezar la insurrección en Cuba, su jefe era García y nadie sabía su paradero, era imposible comunicarse con él, estaba escondido. El presidente de los Estados Unidos quería ponerse en contacto con García. Le aconsejaron: “Si alguien puede encontrar a García, es Rowan”. Llevaron a Rowan y le dio una carta para entregar a García, sin más información. Rowan la selló en su cartera y se la amarró al pecho. Viajó cuatro días en una barca, desembarcó de noche en las costas de Cuba; se internó en las montañas con el peligro de la selva; atravesó toda la isla a pie por tres semanas ante el peligro de ser apresado o fusilado; llegó al otro lado de la isla, encontró a García y le entregó la carta.

Comentaba el periodista: “He aquí un hombre cuya figura debe ser puesta en estatua de bronce en todos los colegios del país”. Lo que los jóvenes necesitan es ser fieles y diligentes con sus tareas, cumplir su deber cueste lo que cueste sin poner excusas.

Comentaba Hubbard que al administrar un negocio o una oficina, es frecuente la poca voluntad de los empleados para hacer sus deberes: La asistencia es irregular, hay desatención e indiferencia, se hace mal el trabajo; solo trabajan si los ve el jefe y, si no, “matan el tiempo”; suelen estar disgustados y criticando la autoridad. Si se les pide algo, ponen pretextos, preguntan todo, y al final lo dejan para después o lo traspasan a otro. Cuando el presidente le dio la carta a Rowan, éste no preguntó: “¿Dónde está García?”, ¿en qué me voy a Cuba? ¿Cómo es García?, ni nada por el estilo.

Rowan es la personificación de la conciencia moral y del amor al cumplimiento del deber. Hoy hacen falta personas que puedan llevar “mensaje a García”.

  • Para vivir

Decía Humboldt, que la felicidad sólo llega a los que cumplen su deber, aún en medio de las privaciones más crueles.

Habrá que recordar que en los deberes que tenemos está la obediencia a Dios. El Papa Francisco invitaba a pedir al Espíritu Santo fuerza para no asustarnos frente a los que nos mandan callar, aunque nos calumnien o ataquen nuestras vidas. Si hacemos la Voluntad de Dios, “todo lo demás se nos dará por añadidura”.

30 de Agosto de 2019

[email protected]


Padre José Martínez Colín: Ingeniero en Sistemas por la UNAM, Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana y Doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra.

Capellán del Colegio Chapultepec en Culiacán.

Lleva más de 20 años dando clases sobre todo de Lógica y Gnoseología en el Seminario de Culiacán.

Por 20 años a publicando artículos en varios periódicos del país, sobre todo comentando lo dicho por el Papa.

>> ver más artículos del P. José Martínez Colín

1 pensamiento sobre “Un héroe del deber

  1. Me gustó eso de que la felicidad sólo llega a quienes cumplen su deber. Yo trabajo en temas de familia. Voy a usar esta frase, es otra manera de decir que solo es feliz el que sigue a Dios. Me gustó. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *