Esta semana, a partir del primero de septiembre y hasta el cuatro de octubre en la fiesta de San Francisco, varios grupos religiosos se unen a través de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación; con ese motivo, el Papa Francisco envió un mensaje que invita a todos los católicos a unirse a esta iniciativa de las Iglesias ortodoxas que inició hace ya treinta años.

“San Buenaventura, cantor de la sabiduría franciscana, decía que la creación es el primer “libro” que Dios abrió ante nuestros ojos, de modo que al admirar su variedad ordenada y hermosa fuéramos transportados a amar y alabar al Creador.”

Mi padre fue un “catequista” muy eficiente al mostrarme las maravillas de la naturaleza, la contemplación que el hacía del campo, las plantas, los árboles, las montañas, el cielo, las nubes, los arroyos, las flores y los animales fueron también un “libro” que poco a poco pude entender, mientras yo buscaba en los libros la sabiduría, el me la mostraba en los entornos naturales que tanto amaba y a donde lo acompañé en innumerables ocasiones.

La liturgia es una herramienta catequética que nos lleva de la mano en el culto divino, y desde siglos atrás los salmos prefiguran los elementos litúrgicos que muestran la unidad entre la alabanza de las creaturas a Dios y el canto de quién busca al Creador.

Años después, y cuando mi padre había ya marchado a la eternidad, pude experimentar la belleza de la oración en medio de la naturaleza; caminando bajo una fina lluvia pertinaz, llegué a un promontorio que mostraba un asomo del cielo, un paisaje que se conectó a mi espíritu y me hizo agradecer exultante al Padre. El “libro” de la creación se mostró en todo su esplendor, listo para ser ojeado, leído y releído.

“En el silencio y la oración podemos escuchar la voz sinfónica de la creación, que nos insta a salir de nuestras cerrazones autorreferenciales para redescubrirnos envueltos en la ternura del Padre y regocijarnos al compartir los dones recibidos. En este sentido, podemos decir que la creación, red de la vida, lugar de encuentro con el Señor y entre nosotros, es «la red social de Dios»”.

El amor que se experimenta en la contemplación de la creación, prepara para descubrir las maravillas -de la creación- que se encuentran en cada persona, y entonces la comunicación con Dios fluye como en las redes sociales, inadvertidamente conectando en todas direcciones con personas, acontecimientos y experiencias.

Estar entre espacios naturales es mejor que ver los paisajes en Instagram, la comunicación interpersonal que se puede entablar ahí supera a los mensajes de WhatsApp, por otra parte, la atención que se puede dar a una conversación en un entorno natural sin contaminación, representa oportunidades insuperables de manifestar nuestras aprobaciones, cariño, alegría, tristeza y enojo sin usar los emoticonos de Facebook.

El “tiempo de la creación” es “el tiempo para reflexionar sobre nuestro estilo de vida” ¿qué tanto desperdiciamos y contaminamos? ¿qué tanto respetamos y fortalecemos la “red de vida” entre todas las creaturas? Es “el tiempo para emprender acciones proféticas” como la de Greta Thunberg atravesando el océano atlántico en un barco de “cero emisiones” movido por viento y energía solar. Es estar atentos a las reflexiones del próximo Sínodo por la Amazonia, en el contexto de los graves incendios que la azotan. Es un mes de “oración por el cuidado de la creación”.

4 de Septiembre de 2019


DrOscarFidencioFACE2

Oscar Fidencio Ibáñez Hernández
@OFIbanez

Casado, padre de 3 hijos, profesor e investigador universitario, y bloguero. Ingeniero Civil, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en política y políticas ambientales.

Mexicano, católico, autor entre otros textos de “El Espíritu Santo en tiempos de Twitter: Documentos del Concilio Vaticano II para tuiteros. Celebrando el #AñoDeLaFe”

Admirador de la Creación en todas sus dimensiones. Nací en La Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte (Hoy, Ciudad Juárez, Chihuahua).

>> ver más artículos de Oscar Ibáñez

2 pensamientos sobre “La red social de Dios

  1. Excelente artículo estimado Oscar. Totalmente de acuerdo con él Santo Padre y contigo. Cuidemos nuestro medio ambiente pues es creación de Dios para que nosotros sus hijos lo disfrutemos pero con espíritu de cuidadores de la naturaleza. Finalmente es el único mundo que tenemos y de su cuidado depende nuestra supervivencia.

  2. Asi es la importacia de la creacion que es un vinculo directo a la contemplacion y comunicacion con Dios.

    Muy buen articulo Dr. Ibáñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *