Adviento, el tiempo de la mujer

El adviento, pensaba cada mañana haciendo mi oración, es el tiempo para la mujer. Sobre todo, para aquella mujer consciente de su dignidad católica y su misión como celadora de los valores cristianos. Todos esos que practicaba día a día la “llena de gracia” y siempre Virgen, María.

Sí, el adviento es un tiempo esencialmente mariano. Un tiempo para mirar María como cuando te miras en el espejo. Un tiempo para preguntarse frente al espejo  si mi rostro refleja algo de ella, su sí, su humildad, su sencillez, su Fortaleza para asumir por completo el sí más importante, el sí que cambió la historia de los hombres.

“Destilad, cielos, el rocío, y que las nubes lluevan al justo; que la tierra se abra y haga germinar al Salvador” (Is 45,8)

María una mujer escogida… Como tú

Me gusta mucho, utilizar con mis clientes, o en alguna entrevista que se me permite hacer, la frase: “yo soy única e irrepetible”… María lo era. Dios pensó en ella de esta manera. Dios también pensó en ti y en mí de esta manera. Sin embargo, a ella, la mujer más Hermosa de todas, la llenó de gracia, la selló para vivir una santidad única entre todas las demás criaturas.

Vivía en perfecta obediencia, perfecta pureza de corazón, perfecta castidad, perfecta humildad, perfecta disposición en cuerpo e interioridad para hacer la voluntad de Dios.

¡Cuánto tenemos las mujeres que mirarnos en este espejo! Sobre todo, en este tiempo en el que Jesús está por nacer.

¿Cómo atreverse a ser como Ella? Muy sencillo: imitándola.

Estamos en la época de las influencers. La gente está hambrienta de referentes…. Sobre todo las mujeres….. ¿qué tipo de influencer es María?  La única mujer que con toda certeza podemos afirmar nos saca de la vida de pecado y de la ignorancia, nuestros más grandes enemigos.

A ella, la imagino yo, todos los días en oración, hablando con su Padre Dios, diciéndole : “reflejos del alma deslumbran mi mente, perfilan tu imagen llenando mi vida….. Dios mío, mi corazón está firme, para ti cantaré gloría mía” (oración de la mañana)

María siempre está metida en Dios, viviendo en Dios, adorando a Dios, anhelando elevar su corazón a Dios, olvidada por complete de sí misma, abandonada para hacer lo que Dios quisiera con ella.

Suspiro y se hincha mi corazón al pensar que ella es mi modelo de mujer, mi amiga, mi hermana, mi maestra, pero sobre todo mi Madre. Y quiero correr… Quiero correr para tomar entre mis manos el santo Rosario y contemplar cada decena y dejar que sea ella la que mire, me hable y me haga ver mi pecado y mi ignorancia.

La vanidad, el orgullo, el materialismo, la excesiva preocupación por mi belleza ocupan la lista de muchas, ¡yo me incluyo en ella! Por ello imitarla, mirarla, no es nada fácil pues me impele, me desafía,  pero también me cautiva, me purifica el corazón con el suyo todo puro, todo dulce, todo generoso, todo entrega, todo amor. ¡cuánto te admiro oh María, Santa María!

Madre, concédeme por un segundo hoy trasladarme hasta ti, para sentir tu abrazo, tu cuidado, la seguridad de que todo en mi vida estará bien sin tan solo me atrevo a decirle sí a Dios tal y como lo hiciste tú.

Es buen momento para seguir la recomendación de san Josemaría y exclamar:

«–Madre, Vida, Esperanza mía, condúceme con tu mano…, y si algo hay ahora en mí que desagrada a mi Padre-Dios, concédeme que lo vea y que, entre los dos, lo arranquemos.

¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen Santa María!, ruega por mí, para que, cumpliendo la amabilísima Voluntad de tu Hijo, sea digno de alcanzar y gozar las promesas de Nuestro Señor Jesús»[1]. San José María Escrivá de Balaguer , Forja, 161

FIRMASHEILA

Sheila Morataya
Austin, TX
www.sheilamorataya.com
C
ompra  todos mis libros en este link.


Sheila Morataya es la Editora de la sesión de la mujer desde la creación de encuentra.com Es psicoterapeuta, coach de vida y talento para la radio y la televisión en los Estados Unidos. Actualmente es Productora Ejecutiva para Relevant Radio en español en los Estados Unidos. Autora de 6 libros entre ellos «El espejo: ámate tal como eres».

Cuando no está trabajando puedes encontrarla sembrando flores, dando clases de desarrollo personal a jovencitas o cocinando para su familia. Puedes escribirle a  [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *