Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Intentan lapidar al Señor

EnriqueCases
29 abril 2008
Sección: Vida de Jesús

"Intentaban entonces prenderlo otra vez, pero se escapó de sus manos". la situación ha vuelto a ser tan tensa y con amenazas de muerte, que ya se hace imposible estar en Jerusalén".

Las palabras de Jesús son tan claras, que los que preguntan, las entienden pero sin fe y con mala voluntad. Por eso, "los judíos cogieron de nuevo piedras para lapidarle". El tumulto es grande, todos se agitan; Jesús insiste en la verdad de sus palabras con valentía, y "les replicó: Os he mostrado muchas obras buenas de parte del Padre, ¿por cuál de estas obras queréis lapidarme? Le respondieron los judíos: No queremos lapidarte por obra buena alguna sino por blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios. Jesús les contestó: ¿No está escrito en vuestra Ley: Yo dije: sois dioses? Si llamó dioses a aquellos a quienes se dirigió la palabra de Dios, y la Escritura no puede fallar, ¿a quien el Padre santificó y envió al mundo, decís vosotros que blasfema porque dije que soy Hijo de Dios?" Al no entender la santidad de la vida de Dios en el hombre, menos pueden entender la santidad de Jesús como Hijo de Dios unigénito, por otra parte "si no hago las obras de mi Padre, no me creáis; pero si las hago, creed en las obras, aunque no me creáis a mí, para que conozcáis y sepáis que el Padre está en mí y yo en el Padre"(Jn). Sus obras son santas porque las hace el Padre a través de Jesús. Si sigue haciéndolas es porque es verdad lo que dice. Creer es entrar en un océano de verdad inaudito entre los hombres. Dios está entre nosotros, no sólo hay beneficios divinos, sino que se da Dios mismo al hombre a través de Jesús, Hombre y Dios al mismo tiempo, en el cual está el Padre y Él está en el Padre.

Ya nadie dialoga. Unos intentan lapidarle, otros defenderle. Jesús se escabulle. "Intentaban entonces prenderlo otra vez, pero se escapó de sus manos". la situación ha vuelto a ser tan tensa y con amenazas de muerte, que ya se hace imposible estar en Jerusalén "Y se fue de nuevo al otro lado del Jordán, donde Juan bautizaba al principio, y allí se quedó"(Jn).

Reproducido con permiso del Autor,

Enrique Cases, Tres años con Jesús, Ediciones internacionales universitarias

pedidos a eunsa@cin.es

Comentarios
1 comentario en “Intentan lapidar al Señor”
  1. ligia herrera Dijo:

    ME FASCINA ESTE PASAJE PORQUE ME REVELA EL PODERIO DE NUESTRO SEÑOR SU PRESENCIA PODEROSA Y NO ES POSIBLE HACERLE DAÑO,,, PUES AUN NO LLEGA LA HORA. NADIE PUEDE INTERFERIR EL PLAN DE DIOS…




css.php