Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


El lavatorio de los pies

EnriqueCases
1 mayo 2008
Sección: Vida de Jesús

"Y mientras celebraban la cena, cuando el diablo ya había sugerido en el corazón de Judas, hijo de Simón Iscariote, que lo entregara, como Jesús sabía que todo lo había puesto el Padre en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía"(Jn).

Este es el contraste: la libertad que no quiere amar y la libertad que se da sin tasa. La conciencia que Cristo tiene de su misión es total. Él sabe su origen como Hijo engendrado eternamente por el Padre e Hijo de los hombres, cabeza de toda la humanidad, y sabe que su camino de vuelta al Padre pasa por medio del dolor y del amor, del servicio como Siervo doliente que ama consiguiendo el perdón.

El ambiente es religioso y solemne. Todos miran a Jesús que hace un signo sorprendente: lavar los pies de los discípulos.

Jesús "se levantó de la cena, se quitó el manto, tomó una toalla y se la ciñó. Después echó agua en una jofaina y empezó a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que se había ceñido"(Jn). Momentos antes los discípulos discutían "sobre cuál era el mayor"; no parece una discusión para situarse más arriba unos que otros, sino para estar más cerca del Maestro. Le querían mucho y le conocían bien. Se daban cuenta de que quería decirles muchas cosas y también de que era muy sensible a su cariño. Con el trato, el respeto había aumentado, pero también el amor. Quieren estar cerca del Señor y se establece una rivalidad amistosa.

Por fin se sientan y se acomodan más o menos a gusto. Y entonces Jesús les muestra el mejor modo de querer. El orden de la caridad va a ser muy distinto del modo anterior. Jesús ama sirviendo; y, sirve como lo hace un esclavo a sus señores. La sorpresa debió ser grande, y es precisamente Pedro quien manifiesta el estupor general. Su temperamento y su amor apasionado a Jesús aparecen de nuevo: "Señor, ¿tú me vas a lavar a mí los pies?"(Jn). Pedro comprende de manera particular lo profundo de la humillación del Señor, y se rebela, no la acepta. Pedro percibe la distancia entre un pecador como él y Jesús. Por eso le cuesta comprender que Jesús se humille tanto.

Es evidente que Jesús quiere revelar el valor de la humildad, del servicio y la necesidad de la purificación para acceder a la Eucaristía. Pero no se trata de una lección más de las muchas que han recibido; se trata de una nueva revelación de la intimidad de Dios. Quiere manifestarse como el Siervo de Yavé que purifica los pecados de todos por la vía del dolor, como dice Isaías. Pedro sabe que Dios es Amor, pero ver de rodillas el amor humilde de Dios, le parece demasiado. Pedro ama a Jesús y sabe que el Señor también le ama, pero es consciente de la distancia entre ambos. Tanto el amor de Pedro como el de Jesús son entrega, pensar en el otro, querer el bien del otro, pero en Jesús,“el mayor sirve al menor”, hasta el extremo de que Dios sirve al hombre, incluso al hombre sucio por el pecado, es decir, al hombre que no le ama. Esa es la diferencia y a Pedro le cuesta aceptarla; se resiste.

La resistencia de Pedro es significativa. A una mirada superficial puede parecer un inconstante, pues pasa de una afirmación tajante a la contraria en un abrir y cerrar de ojos, pero no es así. "Respondió Jesús: lo que yo hago no lo entiendes tú ahora, lo comprenderás después. Le dice Pedro: No me lavarás los pies jamás. Le respondió Jesús: Si no te lavo, no tendrás parte conmigo. Simón Pedro le replicó: Señor, no solamente los pies, sino también las manos y la cabeza"(Jn). El Maestro conoce bien a su discípulo, y le convence con el argumento que más hondo le puede llegar: o conmigo o contra mí. Pedro no puede soportar estar alejado del Señor. Su queja y su rebeldía manifiestan un amor muy grande, pero imperfecto. Es un amor que le oscurece la mirada, no comprende la grandeza de aquella humillación, ni el significado de aquel servicio. Jesús le disculpa "lo comprenderás después". Lo comprenderá cuando tenga que amar a otros inferiores a él. Sabrá algo del amor divino cuando realmente llegue a amar a otros, menos santos, con menos prestigio o menos autoridad, aprenderá a servir sin ningún ademán de desprecio. Es más, llegará a amar a los que le desprecien, porque su amor será de un nivel divino. Pero ahora todavía su amor es muy humano; no es el amor de un verdadero santo, de un hombre de Dios.

Jesús le había dicho "el que se ha bañado no tiene necesidad de lavarse más que los pies, pues todo él está limpio. Y vosotros estáis limpios, aunque no todos"(Jn). Y aquel "no todos" se clava como una flecha en su alma: ¿de quién habla?

Jesús realizó la ceremonia del lavatorio con detenimiento. Los purifica uno a uno en medio de un silencio tenso. Todos se dejan lavar mientras se examinan.

Y por fin Jesús explica con palabras el significado del signo: "Después de lavarles los pies tomó el manto, se puso de nuevo a la mesa, y les dijo: ¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis el Maestro y el Señor, y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, que soy el Señor y el Maestro os he lavado los pies, vosotros también os debéis lavar los pies unos a otros. Os he dado ejemplo para que así hagáis vosotros. en verdad, en verdad os digo: no es el siervo más que su señor, ni el enviado más que el que le envió. Si comprendéis esto y lo hacéis seréis bienaventurados"(Jn).

Es la última bienaventuranza antes de la Pasión, y como un compendio de las muchas que fue diciendo a lo largo de su vida pública, además de las ocho del Sermón del Monte: Bienaventurado el que sirve porque sabe amar como Dios ama.

Reproducido con permiso del Autor,

Enrique Cases, Tres años con Jesús, Ediciones internacionales universitarias

pedidos a eunsa@cin.es

Comentarios
21 Comentarios en “El lavatorio de los pies”
  1. manuel Dijo:

    DIOS le Bendiga por ese comentario muy hermoso de Jesús me gustaría saber que significa la toalla y porque el maestro le seca los pies

  2. manuel Dijo:

    DIOS le Bendiga por ese comentario muy hermoso de Jesús me gustaría saber que significa la toalla y porque el maestro le seca los pies

  3. manuel Dijo:

    DIOS le Bendiga por ese comentario muy hermoso de Jesús me gustaría saber que significa la toalla y porque el maestro le seca los pies

  4. Hermana Ana Ledis Dijo:

    Qué hermosa enseñanza para nosotros. Ser humildes y servidores de los que nos rodean.

  5. Avilio Del Rio Rincón Dijo:

    Que maravilla encontrar páginas de este estilo y calidad, es una bendiciíon de Dios. Me sirve grandemente como sacerdote sus reflexiones y subsidios.Dios los bendiga

  6. noemi de panama Dijo:

    hermanos que hermosos gesto tuvo el señoe, al servir y no ser servido, nosotros debemos ser como el con los hermanos mas necesitados no ser indiferente cuando vemos un hermanos tirado pasarle como el publicano

  7. noemi de panama Dijo:

    hermanos que hermosos gesto tuvo el señoe, al servir y no ser servido, nosotros debemos ser como el con los hermanos mas necesitados no ser indiferente cuando vemos un hermanos tirado pasarle como el publicano

  8. noemi de panama Dijo:

    hermanos que hermosos gesto tuvo el señoe, al servir y no ser servido, nosotros debemos ser como el con los hermanos mas necesitados no ser indiferente cuando vemos un hermanos tirado pasarle como el publicano

  9. jose Antonio Dijo:

    Gracias por todo. Me gusta mucho entender un poco acerca del significado del por que hacemos esto en semana santa.

  10. jose Antonio Dijo:

    Gracias por todo. Me gusta mucho entender un poco acerca del significado del por que hacemos esto en semana santa.

  11. jose Antonio Dijo:

    Gracias por todo. Me gusta mucho entender un poco acerca del significado del por que hacemos esto en semana santa.

  12. candela Dijo:

    que ermosa enseñansa ojala que todolo leean asi aprenden

  13. candela Dijo:

    que ermosa enseñansa ojala que todolo leean asi aprenden

  14. candela Dijo:

    que ermosa enseñansa ojala que todolo leean asi aprenden

  15. MARIBEL SILVA Dijo:

    gracias por compartir reflec¡xiones y de màs, No se imaginan lo bien que me hace leerlas y la ayuda que me brindan. gracias

  16. petra moreno Dijo:

    verdaderamente que el señor que es mi dios, hizo un acto de humildad bien significativo, estamos llamados a imitar al señor, amar y perdonar al hermano.

  17. stephany Dijo:

    jesus es el margen de nosotros, nosotros devemos sacrificarnos por el como el hizo por nosotros

  18. judith aquino Dijo:

    excelente reflexiòn, llena de la gracia que viene de DIOS PADRE a traves de su Espìritu Santo.

  19. niucol Dijo:

    no entiendo

  20. maría Dijo:

    Gracias por la sencilla y profunda explicación. Gracias por compartir con todos nosotros.
    que Dios le bendiga y nos bendiga.

    28-2-2o13

  21. MA. ESTHER F. Dijo:

    hermoso comentario, que insinúa al sacramento de la reconciliación en el lavatorio de los pies, gracias que Dios le bendiga




Our prices are compared canadian pharmacies price comparison from our prescription service.