Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La dicha de envejecer con dignidad


22 mayo 2016
Sección: Tercera edad

LADICHADEEVEJECERCONDIGINT¿La vejez es el ocaso de la vida? ¿Son compatibles esplendor y ancianidad? ¿Es posible mantenerse bello y joven en esa etapa de la vida?

Sin duda, un privilegio

Es común encontrarnos con una constante que va despuntando cada vez más: “El terror a envejecer”. Al menos así lo vemos reflejado en muchas personas -cada vez más- , hombres y mujeres, que entran en depresión en una edad joven adulta –cronológicamente hablando- por el miedo, el pavor, a envejecer.

Esta es una realidad que se da especialmente, aunque no sólo, en mujeres, y no me refiero a la crisis propia de cada edad, sino a las personas que pretenden –de manera consciente o inconsciente- estancarse en una edad por el terror a envejecer.

20 + 10 + 20 + …

Mucha gente responde así cuando se le pregunta la edad… no se atreven a decir 30, 40, 50… sino que prefieren utilizar el prefijo “20 +” de tal modo que no suene “tan feo”, “tan deprimente”, “tan terrorífico”… es una manera de eludir la realidad, de pensar y de vivir como si tuvieran 20, teniendo en realidad mucha más edad.

Qué vergüenza. Mujeres mayores utilizando ropa inapropiada como faldas demasiado cortas, blusas o pantalones ajustados, la extravagancia de la moda del momento, taconazos aunque casi no puedan dar un paso del dolor de espalda… mujeres que tienen la responsabilidad de educar a sus hijos y con tal de estar “in” en el mundo actual evaden esa obligación y buscan ser como ellos, ser como “amigas” de sus hijos, vivir “modernamente” (esto es un gravísimo error, pues los hijos necesitan que sus madres y padres sean sus amigos si, pero sobre todo que funjan como lo que son, sus progenitores, guías y educadores para la vida).

¿Cuáles son las causas?

El terror a envejecer es una especie de “síndrome existencial” de orden psicológico y ontológico -valga la terminología para expresar la gravedad-.

Es un desorden multifactorial, provocado en gran medida por los medios de comunicación que, con tal de vender, nos enseñan hasta el cansancio que la felicidad es tener “un cuerpo espectacular, una cara formidable, una personalidad perfecta”.

La industria de la moda nos invita a buscar la plenitud en una serie de “trapos” cortados de distinta manera, según la mirada de un grupo de diseñadores, unos con buen gusto otros no, pero siempre generando la necesidad de lucir no sólo bien, sino al último grito de la moda, de tal forma de crear cierto “respeto, admiración y sentido de pertenencia” a grupos exclusivos, donde el lucir del tal o cual manera te vuelve más importante ante los demás.

La superficialidad, el cumplimiento de los caprichos, la evitación de todo sufrimiento, el insistir en que la vida es rosa, la falta de formación de carácter, de voluntad, el querer compensar a los seres queridos con juguetes, ropa, joyas, etc. ante la ausencia o algún mal comportamiento.

Tristemente también, en muchos casos, el ejemplo de las hermanas mayores y de las madres de familia, que buscan “lucir espectaculares” pues creen así valer más.

Dejando de lado, por supuesto, la pobreza espiritual, la sobriedad, la templanza, la prudencia y la aceptación de la realidad; valores y virtudes indispensables para vivir una vida verdaderamente plena y acorde con la naturaleza humana; que promueven en la persona un comportamiento sano con respecto a su aspecto.

Cuestión de vida o muerte

La problemática no sólo se expresa en que las personas ya no valoran la vida como lo que es, un don sagrado, un don de amor, un don invaluable… Ahora parece ser más valiosa o menos valiosa según su juventud, el aspecto de su rostro y de su cuerpo…

Razones que influyen fuertemente en el acentuado crecimiento de los desórdenes alimentarios como lo son la anorexia, la bulimia, la ortorexia, por nombrar los más típicos del sometimiento a dietas exhaustivas y en la rendición a miles de operaciones como liposucción, extracción de costillas, estiramientos faciales y corporales; todas, situaciones que orillan por descompensaciones brutales, por complicaciones durante las intervenciones quirúrgicas postoperatorias… en algunos casos a muchas personas a la muerte, en otros, la consecuencia no es la muerte corporal, sino la muerte psíquica y emocional que las alcanza, siendo el desenlace un hospital psiquiátrico…

Un nuevo enfoque

Envejecer es saber que conforme avanza tu edad –cada día- eres privilegiado… pues tienes la oportunidad de crecer en edad, sabiduría y gracia…

La persona humana debe comportarse como tal, es decir, de acuerdo a su propia naturaleza, si quiere de verdad, encontrar la felicidad aquí en la tierra, para luego ser pleno en el cielo… envejece como persona humana, envejece con dignidad

Es importante en este punto recordar las palabras que Juan Pablo II dirigió a los ancianos del mundo (carta del 1º de octubre de 1999). “¿Qué es la vejez? A veces se habla de ella como del otoño de la vida —como ya decía Cicerón—, por analogía con las estaciones del año y la sucesión de los ciclos de la naturaleza. Basta observar a lo largo del año los cambios de paisaje en la montaña y en la llanura, en los prados, los valles y los bosques, en los árboles y las plantas. Hay una gran semejanza entre los biorritmos del hombre y los ciclos de la naturaleza, de la cual él mismo forma parte.

Al mismo tiempo, sin embargo, el hombre se distingue de cualquier otra realidad que lo rodea porque es persona. Plasmado a imagen y semejanza de Dios, es un sujeto consciente y responsable. Aún así, también en su dimensión espiritual el hombre experimenta la sucesión de fases diversas, igualmente fugaces. A san Efrén el Sirio le gustaba comparar la vida con los dedos de una mano, bien para demostrar que los dedos no son más largos de un palmo, bien para indicar que cada etapa de la vida, al igual que cada dedo, tiene una característica peculiar, ‘los dedos representan los cinco peldaños sobre los que el hombre avanza’.

Por tanto, así como la infancia y la juventud son el periodo en el cual el ser humano está en formación, vive proyectado hacia el futuro y, tomando conciencia de sus capacidades, hilvana proyectos para la edad adulta, también la vejez tiene sus ventajas porque —como observa san Jerónimo—, atenuando el ímpetu de las pasiones, ‘acrecienta la sabiduría, da consejos más maduros’. En cierto sentido, es la época privilegiada de aquella sabiduría que generalmente es fruto de la experiencia, porque ‘el tiempo es un gran maestro’. Es bien conocida la oración del Salmista: ‘Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato’ (Sal 90, 12)”.

Retardar los efectos del tiempo con dignidad

“¡Cuántos hombres, cuántas mujeres están preocupados por su belleza! Si es preocupación, es legítima; si es obsesión, anormal. Se equivocan, principalmente de un modo absoluto, en la naturaleza de los cuidados que han de poner en el embellecimiento de su cuerpo. Todos los esfuerzos que se procuran del exterior para destacar, rectificar, aumentar la armonía y la gracia del cuerpo y especialmente del rostro, dan sólo un resultado muy exiguo. La auténtica belleza proviene de dentro, nace del espíritu y se despliega con la irradiación del alma divinizada. Esta belleza atrae y tonifica a quienes la contemplan.” M. Quoist.

Ciertamente es bueno buscar una armonía en todos los aspectos o dimensiones de nuestro ser, en el orden físico algunos consejos de belleza son:

1. Hacer ejercicio, tomar agua, evitar ingerir bebidas alcohólicas, evitar fumar, incluir en la dieta nutrimental verduras y frutas especialmente.

2. En el orden psicológico: leer, mantenerse al día (avances tecnológicos, noticias), reír mucho, convivir con personas de todas las edades, con tus seres queridos, no guardar rencores ni resentimientos, cultivar una autoestima sana, evitar el estrés.

3. Del orden espiritual: Tener conciencia de envejecer es una manifestación de la conciencia de la contingencia humana; muchos quieren acallar esta conciencia: maquillándose en exceso, usando ropa inapropiada, sometiéndose a cirugías estéticas… no se dan cuenta de que los años pasan y que con esos comportamientos sólo fracturan su interior, viven en una incongruencia tal que no les permite verse a sí mismos, de una manera auténtica y madura… detrás de las inyecciones de botox, de la liposucción, de los injertos de cabello, de las 4 horas diarias de gimnasio, de la ropa… tienen olvidada al alma, vieja, empolvada, sin darse cuenta de que lo más importante es mantener joven el espíritu, para poder poco a poco deshacerse de la infinidad de apegos que como humanos muchas veces nos aprisionan.

Tienes el rostro de tu alma

También hay una edad espiritual y esa es la que más debemos cuidar por hacerla crecer, esta con la madurez física y la psicológica puede, si así lo decidimos, crecer para ayudarnos a ser más libres y alcanzar la felicidad, que como menciona José Benigno Freire, en su libro Humor y serenidad, es la consumación de la indeterminación de la naturaleza humana.

A través del espíritu, avanzando a lo largo de las diversas etapas de desarrollo podemos llegar a una vida madura que te ayudará ser como niño, pero no un “infantil”, no un “niñote”, sino un adulto con espíritu libre, espíritu bondadoso: Sed como niños.

Por tanto, cuidemos no solamente la belleza exterior, la belleza corporal, la belleza facial; ciertamente es importante, pero no exhaustiva, ni lo primordial, la belleza exterior ha de ser solo el indicio de un cuidadoso amor a uno mismo que penetra desde el espíritu para esbozar la maravilla de la persona que se expresa a través de ese cuerpo.

No nos vaya a pasar lo que a la manzana, una fruta de hermoso aspecto, grande, roja y de un aroma incomparable, pero que dentro de ella tiene un gusano que tarde o temprano atravesará la piel y la podredumbre de dentro pasa fuera.

Por último, si quieres en verdad mantener la belleza de la juventud, detente “un minuto ante el espejo, cinco ante tu alma, quince ante tu Dios…” (M. Quoist).

La belleza del cuerpo es limitada y tristemente vulnerable, busca engrandecer y embellecer tu alma, esa belleza es infinita.

No tengas miedo de envejecer, piensa en todos aquellos que no tienen vida para poder vivirla, para poder compartirla, para poder disfrutarla, a causa de la muerte que les sorprendió a muy temprana edad. La vida es para vivirla, no te “remiendes” al grado de perder tu verdadero rostro, corres el grave riesgo de perder el rostro de tu identidad humana y específicamente personal, ama la vida, vívela en plenitud, cada etapa tiene su encanto, no tomes al tiempo como tu enemigo, hazlo tu aliado, vive tu vida, no la desperdicies, reflexiona y date cuenta, envejecer es un privilegio.

Comentarios
20 Comentarios en “La dicha de envejecer con dignidad”
  1. electra Dijo:

    en realidad me sorprendió encontrar este artículo especialmente pensado para gente de mi edad 71 años.es hermoso!verdadero!estoy en la antesala de la muerte",pero gracias a DIOS CADA DÍA QUE PASA SIENTO QUE MI EDAD ES MUY PROPICIA PARA FORTALECERME EN CRISTO.ESTOY EN PAZ COMO NUNCA,ES MARAVILLOSO Y SIENTO RESPECTO A LA BELLEZA FÍSICA QUE MI ESPÍRITU SE REFLEJA EN ELLA.ES LA SALUD DE NUESTRA ALMA.GRACIAS POR COMPRENDERNOS A LOS ANCIANOS Y ALENTARNOS EN EL CAMINO SEGURO Y DIVINO.

  2. Maria Dijo:

    Agradezco infinitamente la posibilidd de esta pagina y de estos textos.Tengo a mi mama de 89 años y me permite poder disfrutar con ella de estas lecturas.Gracias por estar y exitos. Muy agradecida realmente.

  3. Evelyn Jaramillo Dijo:

    Envejecer nos toca a todos!!!Asi que hagamozlo con dignidad.

  4. Lupita Dijo:

    Como quisiera que todos nos diéramos cuenta que cada día que pasa somos "mas Grandes " no somos mas viejos , Ver las cosas con profundidad y dar gracias a Dios de estar aún en éste bello mundo con vida.

  5. Alicia M Garcia Dijo:

    SABER ENVEJECER

  6. jorge e duran bayona Dijo:

    los felicito por este articulo, exitos.

  7. amparo Dijo:

    NO

  8. lucia gil Dijo:

    GRACIAS POR SUS ENSEÑANZAS,TENGO 60 AÑOS,VEO QUE ENVEJEZCO A PASOS AGIGANTADOS,DESEO APRENDER DE TODOS COMO ENVEJECER CON DIGNIDAD.
    FELICITACIONES,POR ESTA PAGINA,SIEMPRE ESTARÈ PENDIENTE DE ELLA PARA A DIARIO APRENDER MAS.

  9. yolanda guerero Dijo:

    una experiencia mas, una oportunidad de aprender de tus errrores, y reirerte de ellos, compartir tus conocimientos con los jovenes y aceptar tu realidad simplemente eres tu y no tu edad.Marabella

  10. norma madriz Dijo:

    Este articulo me parecio muy especial porque aunque aun no tengo los sesenta siento que ya he cumplido todas mis metas y me siento cansada de no hacer nada, este articulo me ha motivado a ver que tengo vida y que debo valorarle y buscar en que servir o como servir .

  11. trujilloch Dijo:

    Tengo 65 años de edad y me parecía que ya estaba viviendo tiempo extra, que ya había llegado al final de mi existencia; sin embargo, este artículo me quita la venda de los ojos, para darme cuenta de que tengo muchas metas por alcanzar, que sólo por el día de hoy debo luchar por lograr mis propósitos, sin tomar en cuenta el tiempo por venir, de eso Dios se encargará, pues Él recogerá mi alma cuando así lo disponga.
    De paso te comparto la siguiente reflexión:
    Tú eres un ser humano auténtico, genuino, original, único e irrepetible, pues no existen dos iguales en el mundo, por esto eres valioso(a) para Dios, para los demás y para ti mismo(a)..
    Cada individuo, hombre o mujer, nace dotado de un libre albedrío: es libre de ser, de pensar, de sentir, de amar, de actuar, de hacer con su vida y con su cuerpo lo que le plazca, incluso cometer suicidio.
    Además tiene la capacidad de crear, producir, generar o fabricar pensamientos positivos o negativos, convertirlos en sentimientos, a estos en emociones y a éstas en estados de ánimo, también positivos o negativos, según tu elección.
    El pasado ya no existe, se esfumó, no es posible traer el pasado al presente para modificarlo, así que ya no te ocupes de él, déjalo ir, donde está allí está bien. Del futuro tampoco debes de preocuparte, pues aún no se presenta el mañana para convertirse en el día de hoy, que es todo el tiempo que tenemos, hoy, que es el presente, para vivirlo o para sufrirlo, según nuestra elección.
    Es importante recordar que tenemos muchas razones para incluir a DIOS en nuestros planes, deja que Él guíe tu vida. No le pidas que crea en ti, porque Él ya lo hace, el que debe creer eres tú.
    Cuando era pequeño, hacía muchas preguntas relacionadas con las cosas que me resultaban difíciles de entender. En una ocasión le pregunté a mi mamá que ¿Cómo podía comprobar si DIOS existía? Nunca olvidaré la respuesta; ella dijo: “Presiona con las manos tú nariz y tú boca por unos cuantos segundos, si no pasa nada, DIOS no existe, si sientes que te ahogas y no puedes respirar, entonces pídele perdón por haber dudado, porque gracias a Él tienes vida”. Desde ese día cuando escucho a algún niño hacer la misma pregunta, retomo las palabras de mamá y coincido con la reflexión del infante. DIOS existe.
    Dios: Concédeme Serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor para cambiar aquellas que puedo y Sabiduría para distinguir la diferencia entre lo que puedo y no puedo cambiar. Hágase Tu voluntad y no la mía. Amén

  12. CARLOS Dijo:

    EL verdadero secreto en la vida es ir por todo que se quiere hasta el final, osea hasta la muerte, pero pocos hacen esto porque pocos tienen lealtada a si mismos valor para ir por TODO lo que quieren

    GRACIAS.

  13. José Amado Mendoza Dijo:

    Considero esto de envejecer con dignidad para muchos es un sueño para otros es un miedo, el que le escribe tengo que reconocer que yo estoy en la edad de los pocos que llegamos a una edad extrema, no tanto es el tener miedo a la vejez, sino lo que sucede es que cuando comenzamos a la edad senil, o tenemos infartos cerebrales o nuestra cabeza y manos ya no funcionen, es penoso saber que lo relegan a un lado, vemos los que se dan de curador, o los hijos que están a cargo de sus ancianos tratan de manera inmisericorde o viendo la realidad donde poner al anciano o un asilo o una casa de reposos para que otros lo cuiden, es vastante cierto el trato inhumano que se dá con el anciano, inclusive en los asilos de las religiosas un trato despiadado, tratando por acelerar a que se muera pronto por el mal trato que le dan, se dice que ayudan a morir, pero lo cierto es todo lo contrario, en esto ni el estado de mi pais el Perú como a quien confiamos en la iglesia por nuestr fe, es hipocrita el tratamiento con los ancianos, yo al menos preciento lo que me va pasar, aunque sin apego a las cosas materiales, la familia va por la casa si es que tiene el anciano o anciana, es triste el terminar la vejez. , todavia no hay civilización en favor de la vejez.

  14. dalia coromoto Dijo:

    magnifica lectura . les dire que estoy en este ciclo de edad, Pero cada dia le doy gracias a mi dios y a la virgen ,por estar disfrutando con alegria y entusiasmo la vida. Cierto sino tenemos la parte espitual la vida< seria un desastre . Gracias. y Felicidades.

  15. Eduardo Correa Dijo:

    Interesante y sabio por demas, este articulo. Soy privilegiado al recibirlo, pero lo sere mas si lo internalizo. Gracias de veras.

  16. paquita Dijo:

    Despues de ser profesora, catequista, madre de cuatro hijos y mucha hambre de Dios. Ahora me siento María la hermana de Marta. Me dedico a escribir oraciones en verso, basándome en el Evangelio del día, o en el santo. Y luego, las mando, por correo eletrónico a mis amigos y conocidos. Sé que les agrada. Además sigo siendo ama de casa y, ayudando en la Parroquia y en Cáritas. Además de a mis hijos y nietos.
    Es una bendición amar a Dios y al prójimo y, ser útil en lo que se pueda.
    ¡¡¡¡¡¡¡¡…GRACIAS POR TODO…!!!!!!!!

  17. haydee yolanda corvalan cepeda Dijo:

    que hermoso lo que lei hoy sobre la vejez , tengo 53 años y panico a la vejez, pero me doy cuenta que dios me ama y que acada año que pasa mas voy creciendo como persona y que a pesar de los años uno nunca termina de crecer gracias señor por tus hermosas palabras amen

  18. AUGUSTO CARDENAS SILVA. Dijo:

    TENGO 72 AÑOS Y LE HE PEDIDO AL SEÑOR QUE SI DEBO VIVIR AUN PARA DARME Y DAR A LOS DEMAS SEA VIENVENIDA LA VIDA, SI NO ME PONGO EN SU INFINITA MISERICORDIA, “HAGASE TU VOLUNTAD”. SEÑOR JESUS, EN TI CONFIO. SS

    P.D. GRACIAS POR ESTA LABOR DE EVANGELIZACION Y PAZ POR IN TERNET.

  19. Juan Ortega Dijo:

    MARAVILLOSO COMPARTIR CON GENTE DE MI RANGO DE EDAD
    AHORA MISMO ME SIENTO CONFUNDIDO. NO SE SÍ DISFRUTAR DE LO
    QUE NO HE VIVIDO. O APACIGUAR MI ALMA, ME SIENTO MAS DESORIENTADO QUE CUANDO TENÍA 17 AÑOS.

  20. jose ramirez Dijo:

    Queridos amigos, solo quisiera agregar a tan interesante trabajo la siguiente oración
    que tiene un sentido espiritual para todas las edades.

    El Senor es mi pastor nada me puede faltar, cuando estoy cansado me hace descansar en verdes praderas, conduce mi vida por aguas tranquilas, restablece permanentemente mi alma y me conduce por senderos de rectitud para la gloria de su nombre.
    Por esta razón no temeré ningún mal pues tu mi Dios y senor estas conmigo y me guiaras a través de la bondad y la piedad las cuales me acompañaran todos los días de mi vida.




Untitled Document
 

css.php