Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

El nuevo Papa, un padre responsable


14 julio 2008
Sección: Sobre el Papa

El padre bueno y responsable evitará que sus hijos tomen veneno y en ello será inflexible

Cuando Nuestro Señor entregó a Pedro las llaves de la Iglesia, las entregó pensando también en los sucesores del Apóstol. Por eso, el cariño al Papa tiene sus raíces en Cristo. No importa quién sea el sucesor de Pedro, su figura como Roca de la Iglesia debe llevarnos a un afecto profundo que va más allá de lo humano, que se funda en una visión sobrenatural, es decir, que está por encima de lo natural, de lo visible.

Muchos se asombran de que Joseph Ratzinger, un nombre desconocido para muchos, hasta ayer, haya sido elegido Papa. Las especulaciones luego del anuncio no se han hecho esperar: “era el brazo derecho de Juan Pablo II”, “es conservador” y conjeturas que nada tienen qué ver con los fines de la Iglesia.

Benedicto XVI no fue el único ni el más cercano colaborador de Juan Pablo II. Siempre fue, antes que nada, un católico fiel al sucesor de Pedro y a su Iglesia. Él mismo lo recalcó la tarde del 19 de abril: “Después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un sencillo y humilde trabajador en la viña del Señor”. Fue, en efecto, uno de muchos colaboradores de Juan Pablo II y sin duda uno muy cercano. Su trabajo como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe irritó a esas voces que hoy lamentan su elección. Pero son las mismas voces que en su momento criticaron los pronunciamientos de Juan Pablo II sobre el derecho a la vida y la defensa de la familia.

El padre bueno y responsable evitará que sus hijos ingieran veneno y en ello será inflexible. Y si los niños se empeñan en comer aquello, el padre se mostrará más rígido y los reprenderá. Su intención es conservar la salud de sus hijos, conservar su integridad física. No es un asunto de intolerancia, sino de sentido común.

De la misma manera, la Iglesia es una madre buena que sólo piensa en la salvación de sus hijos. Para ello se vale del Magisterio y al Depósito de la Fe, de los que el Papa es custodio.

El nuevo Papa ha pedido que recemos por él. Los católicos siempre hemos pedido a Dios por el Sumo Pontífice. En esa oración radica la fuerza de la Iglesia, a quien Jesucristo prometió que las puertas del mal no prevalecerán contra ella. Seguir haciéndolo es nuestra responsabilidad y nuestro deber de hijos.

Comentarios
No hay comentarios en “El nuevo Papa, un padre responsable”


css.php