Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Wall Street: el Dinero Nunca Duerme (Reseña cine)


12 octubre 2010
Sección: Sin categoría

Desolado por la debacle de la empresa para la que prestaba sus servicios, el empleado de una firma de inversiones busca el apoyo de un viejo zorro de Wall Street para vengarse.

Título Original: Wall Street: Money Never Sleeps

Director: Oliver Stone

Intérpretes: Michael Douglas, Shia LaBeouf, Carey Mulligan, Frank Langella, Josh Brolin

Año: 2010, Fox

Género: Drama

Contenidos Específicos: Lenguaje vulgar, sexo premarital implícito, un suicidio

Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)

*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

Gordon Gekko (Michael Douglas) cumplió su sentencia y ha salido de la cárcel. Nadie, ni siquiera su hija Winnie (Carey Mulligan), está allí para recibirlo. Así de bajo ha caído su reputación. El único que muestra algún interés en Gordon es Jacob Moore (Shia LaBeouf), un joven promotor de inversiones que cohabita con Winnie. La firma para la que Jacob laboraba se ha ido a pique víctima de especuladores de Wall Street encabezados por Bretton James (Josh Brolin) y ahora busca el consejo de Gordon para cobrar venganza. Éste ve en ello la oportunidad de recuperar el afecto de su hija y, de paso, incursionar nuevamente en el ambiente excitante de los mercados financieros.

Partiendo de un guión de Allan Loeb y Stephen Schiff, el director Stone presenta una secuela de la cinta de 1987 “Wall Street”, esta vez con un drama familiar desarrollado en el marco de la crisis económica mundial desatada por los especuladores financieros. La narrativa contiene varias inconsistencias y en algunos momentos se abusa del lenguaje técnico financiero, sin embargo la historia es absorbente en general y tiene secuencias memorables, como la salida de Gekko de la prisión o su conversación con Jacob en el metro. Aquí el protagonismo ha cambiado y gira en torno a la joven pareja personificada por C. Mulligan y S. LaBeouf, pero son los veteranos F. Langella y especialmente M. Douglas quienes ejercen mayor magnetismo. El desempeño de ambos es estupendo y demuestran estar en excelente forma; de hecho gran parte del atractivo de la cinta está en el deseo de ver el regreso del viejo lobo de las finanzas Gordon Gekko, aquél que con su apología de la avaricia (“Greed is Good”) ejerció una influencia decisiva en una generación de “yuppies”. La noticia del cáncer de garganta que padece Douglas ha consternado al mundo del espectáculo y sin duda ha añadido interés por verlo en la pantalla. El mensaje de la cinta se enfoca en la capacidad de rectificar y en una crítica contra las prácticas especulativas financieras; el primer tema es siempre válido y actual, pero en el segundo es incongruente puesto las mismas prácticas que se critican se utilizan para consumar una venganza y para ganar una posición en Wall Street.

Comentarios
No hay comentarios en “Wall Street: el Dinero Nunca Duerme (Reseña cine)”


Untitled Document
 

css.php